NOTICIAS
Inicio / Empresa / Cómo lidiar con clientes difíciles

Cómo lidiar con clientes difíciles

Resumen Master Class: Cómo lidiar con clientes difíciles

Resumen Master Class de Laura Ribas con título “Cómo lidiar con clientes difíciles” en el canal de YouTube Laura Ribas.

Cómo lidiar con clientes difíciles

Es importante poner límites por una cuestión de protección y autoestima. Pero ¿qué límites son los necesarios para lidiar con clientes difíciles? Sobre todo, también importante, es que te dejen de venir porque esto es una cuestión de expectativas.

La relación con el cliente se crea desde el principio, teniendo especial interés las primeras cuatro semanas. Durante estas cuatro semanas se van a establecer los límites de lo permitido. La mayor parte de los percances con los clientes tiene lugar porque se permiten.

Consejos para lidiar con clientes difíciles:

  1. Usa un email exclusivo de trabajo: Es importante distinguir y separar entre el email personal y el email de trabajo.
  2. No responder email fuera del horario de oficina: Ni los fines de semana, ni cuando estas de vacaciones. Una vez que se hace, el cliente siempre espera que actúes de igual manera.
  3. No des tu teléfono personal, ni uses WhatsApp: Después de la llamada, el WhatsApp es el medio más inmediato de contacto.
  4. No tener comunicación por Facebook: Si tienes una página de Facebook, elimina la opción para que puedan mandarte mensajes. Facebook y Linkedin no es una línea de comunicación. Obliga a utilizar el formulario de contacto de la web. No te amigues de tus potenciales clientes.
  5. Autorrespuesta en tu correo: Cuando alguien te envía un correo, automáticamente se envía un email verificando que el email ha sido recibido.
  6. Evita reuniones en casa: Protege tu intimidad en la medida de lo posible. Evita la invasión de tu espacio personal, utiliza un espacio de coworking, centro de negocios, cafetería o restaurante.
  7. Cobrar por adelantado: Pagas, te lo doy. Pagas, te lo envío. Pagas, empiezo a crear. Si realizas servicios es imprescindible cobrarlo todo antes o al menos el 50% antes de empezar a trabajar. Si por cualquier circunstancia tienes un problema, el cliente se va y no ha pagado nada, te quedas con el culo al aire.
  8. Firma contratos con tus clientes: Todo lo relacionado con la relación contractual debe de quedar redactado por escrito.
  9. Puedes despedir a un cliente: No tengas miedo a decir adiós, terminar una relación contractual.
  10. No eres una víctima: Esto te sucede porque lo permites. En tus manos esta cambiar tu situación. La queja no sirve de nada, solo se soluciona un problema pasando a la acción.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Foh0ZBuipNo[/youtube]

Sobre Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Puedes intentar

¿Cómo no violar el secreto profesional?

Un buen abogado no tiene que abrir el sobre para conocer la cifra que esconde

Soy Molly Bloom

No violes la ley cuando estés violando la ley

¿Qué personaje de la liga de la justicia eres en la empresa?

Todos lo saben

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.