NOTICIAS
Inicio / Empresa / Tienes cara de banquero. Y lo sabes

Tienes cara de banquero. Y lo sabes

Poker face

Aunque muchos no lo quieran aceptar, un banquero no es un amigo, es un profesional especializado en hacer y conseguir dinero. Eliminando productos adicionales como los seguros, venta de acciones o paquetes financieros (que requieren un perfil más comercial a corto plazo). Ganar dinero trabajando con el dinero, requiere frialdad, visión y estrategia a largo plazo.

Estando a las puertas de la gran reestructuración del sector bancario (esperando a que vuelvan a sus orígenes, eliminando y reduciendo malas prácticas y excesiva exposición al beneficio a corto plazo), donde la tecnología y el despido masivo en paquetes de grandes E.R.E. están a punto de producirse, me gustaría facilitar algunos rasgos, para los departamentos de recursos humanos, sobre cual es el perfil morfológico clásico del banquero.

Perfil morfológico clásico del banquero:

  • Gran firmeza facial, piel tensa. En algunos casos, puede aparecer una ligera papada.
  • Cuello fuerte, ancho y de corta distancia, costando diferenciar donde empieza y termina (este rasgo no es tan palpable en perfiles femeninos.
  • Rostro ancho, dilatado (más en anchura, que en altura). A veces son redondos y pequeños. Se aprecia una desproporción entre el gran rostro (la silueta de la cara) y el pequeño rostro (la zona comprendida entre ojos, nariz y boca), siendo la segunda muy pequeña, en comparación con el conjunto del rostro.
  • La zona emocional es la más pequeña, a nivel de altura (tomar como referencia la altura de la nariz), estando al servicio de los instintos y la razón. Algunos casos muestran un rostro con forma de guitarra, estrechándose hacia dentro en la zona emocional, en la zona de los pómulos.
  • Ojos pequeños, protegidos y ligeramente resguardados, metidos hacia dentro.
  • Boca pequeña y muy fina (también conocido como cremallera).
  • Modelado plano, recto, desde las sienes hasta las mejillas.
  • Se aprecia una mayor anchura, en comparación con el resto del rostro, en la frente.
  • Mejillas, cuando no están hundidas o son poco visibles, tienden a caer, no suelen estar elevadas.
  • A pesar del diminuto tamaño de ojos y boca, sus narices son elementos característicos en su rostro, ya sea con forma de león, carnosas y anchas en su parte inferior o ligeramente descendente.

No confundir el perfil clásico de banquero con el de gestor o consejer@ de fondos de inversión o gran empresa, donde el perfil solicitado es diferente y admite muchas más variables según el campo especializado.

Me gustaría dar un consejo a navegantes ante el incierto momento al que se dirige la banca (tal y como ya se está anunciando desde medios especializados en Estados Unidos). Los perfiles administrativos, comerciales o de escasa formación específica (como es el caso del aumento de contrataciones de matemáticos para diseñar algoritmos que ayuden a entender como funciona y piensa una persona desde un punto de vista matemático), es recomendable empezar, a la mayor brevedad posible, un plan B de supervivencia o especialización para descubrir quienes quieren ser y en que nuevo sector desean renovarse antes de que sea llamado por el departamento de recursos humanos.

Sobre Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Puedes intentar

¿Cómo no violar el secreto profesional?

Un buen abogado no tiene que abrir el sobre para conocer la cifra que esconde

Soy Molly Bloom

No violes la ley cuando estés violando la ley

¿Qué personaje de la liga de la justicia eres en la empresa?

Todos lo saben

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.