NOTICIAS
Inicio / Destacados / Capítulo 1.- Partida de ajedrez: Principios Digitales
Teoría del Café

Capítulo 1.- Partida de ajedrez: Principios Digitales

Partida de ajedrez: Principios Digitales

¿Te suenan las expresiones: La rapidez gana a la precisión, la colaboración gana al ego y el individualismo, la síntesis gana al exceso de información, la automatización gana a la atención personalizada y las pequeñas acciones repetidas ganan a una gran acción?

Estas cinco expresiones son los cinco principios digitales que determinan el ADN de cualquier empresa en la Tercera Revolución Industrial, principios que afectan a cualquier trabajo, con independencia del puesto, rango o especialidad.

Podemos seguir impasibles, continuar pensando que Paypal es una herramienta para comprar regalos, Skype un medio para hablar con la novia y Bitcoin dinero ficticio para jugar al Monopoly. El cambio de época no se detiene, surgen nuevos estilos de vida, vivimos en un entorno ficticio y virtual que permite “vivir” la vida que siempre soñamos. ¿Cómo puede ser que las parejas hablen más por WhatsApp que mirándose a los ojos? ¿Cómo puede ser que existan tantos valientes en Twitter que luego se ocultan en la calle?

Entramos en un momento histórico donde el mundo virtual y el mundo real compiten en una guerra donde la persona y la maquina se enfrentan para ocupar un lugar estratégico dentro de la partida de ajedrez.

El tablero de ajedrez tiene nombre propio, se llama globalización. Las fichas están dispuestas, la primera fila, ocupada por los peones, representan las profesiones no cualificadas, aquellas que comienzan a ser prescindibles dentro del tejido empresarial (administrativos, cajeros, auxiliares, conductores, camareros, carteros…). Cinco principios digitales regulan las reglas de juego para enfrentar a dos ejércitos, fichas blancas contra fichas negras, personas frente a maquinas. Un combate donde todos vamos a perder, especialmente el ser humano, cada vez, queramos o no, somos más prescindibles (laboralmente hablando).

La tecnología hace a la persona débil, torpe y vaga, incita a vivir en una eterna depresión si no recibimos el constante halago. Nuestra mente no es capaz de asimilar tanta información innecesaria, sabemos más de la vida de un famoso que de nuestro propio hermano, creemos que lo que sucede en Brasil, Siria o China no nos afecta porque está lejos, no somos conscientes que el planeta está conectado en una red virtual que funciona como una fila de fichas de dominó, nunca cae una sola.

En Maquiavelo comentaba que la banca prepara una restructuración para dar un gran salto digital para obtener un mayor rendimiento con menos recursos, primera victoria de la máquina frente a la persona, una oleada masiva de despidos para hacer popular y efectiva la expresión los beneficios se disfrutan y las pérdidas se socializan. El gran ERE nacional en el sector bancario es uno de los tantos movimientos que se producen en la partida de ajedrez, movimientos que se repetirán en otros sectores y multinacionales de reconocido prestigio por ser anti-social e insostenible rescatar y refinanciar las monstruosas deudas de las mismas.

Vivimos tiempos complejos, nuevos y llenos de grandes oportunidades. Oportunidades que permiten a empresas pequeñas competir con grandes multinacionales con equipos muy pequeños, un comando de élite en busca de un objetivo común.

La normativa actual defiende los negocios tradicionales frente a los nuevos modelos de trabajo, situación que lleva a Europa a un retroceso y desventaja frente a Estados Unidos, Latinoamérica y Asia. Antes de empezar a jugar, partimos con desventaja. Nuestra normativa legal, laboral y fiscal obsoleta y no adaptada a la realidad actual, anima a que la mano de obra altamente especializada haga las maletas para irse a otro país donde sí aprecian y valoran el talento.

Imagínese el futuro que le espera a un país que forma mano de obra altamente cualificada para después regalarla a otros países a coste cero a cambio de recibir mano de obra no cualificada que puede ser reemplazada dentro de unos años por una máquina. Es lo que se conoce como paro estructural insostenible.

Quizás, la primera medida más importante que puede realizar un gobierno, como el español, sea una ley de autónomo adaptada al mercado actual que permita a los desempleados iniciar una actividad por cuenta propia mientras buscan una oportunidad donde poder desarrollar su talento. Quizás, esta sencilla estrategia permita ahorrar mucho dinero en formación, la persona entraría a jugar desde el primer día en la partida de ajedrez entendiendo el verdadero significado de palabras como: venta, beneficio, productividad, factura, coste y cliente.

Partida de Ajedrez no busca generar alarma, ni vaticinar el fin del mundo. Aparta el factor emocional para reflejar y mostrar con datos fáciles de entender el nuevo tablero de juego para que cualquier persona pueda estar informada, decidir sí prefiere ser peón, no hacer ningún cambio o adaptarse para ser una pieza superior. Decidas lo que decidas, la partida entre persona y máquina para cubrir un mismo puesto de trabajo empieza con una clara desventaja.

¿Cuál va a ser tu siguiente movimiento?

Capítulo 2.- Partida de ajedrez: La rapidez prima frente a la rapidez

Sobre Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Puedes intentar

Capítulo 1.- Primera Dama: Tacón Alto

Eva Braun ha decidido dejar los problemas a un lado y despertar a la gata que lleva dentro para volver a sentirse mujer

Capítulo 2.- Partida de ajedrez: La rapidez prima frente a la precisión

Una venta no cerrada es una pérdida de dinero y tiempo

Capítulo 3.- Partida de Ajedrez: La colaboración prima frente al ego e individualismo

No es lo mismo saber que hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.