NOTICIAS
Inicio / Teoría del Café / Partida de Ajedrez / Capítulo 3.- Partida de Ajedrez: La colaboración prima frente al ego e individualismo
Teoría del Café

Capítulo 3.- Partida de Ajedrez: La colaboración prima frente al ego e individualismo

Partida de ajedrez: La colaboración prima frente al ego e individualismo

Si aún piensas que puedes hacerlo todo, tienes un problema. El eje central de cualquier empresa en la Tercera Revolución Industrial se asienta en 3 principios básicos:

  1. Especialidad.
  2. Marketing digital.
  3. Habilidades directivas.

No confundir la palabra conocer con saber, no es lo mismo saber que hacerEn una partida de ajedrez participan 32 fichas organizadas en 2 grupos. Ninguna juega por libremente, actúa en función de una estrategia común. El mercado nunca descansa, trabaja 24 horas seguidas sin hacer una llamada de teléfono. Cuando España duerme, Asía despierta y  América es un caos.

Las barreras geográficas han desaparecido, circunstancia que complica a una persona competir en diferentes espacios (presencial, teléfono, correo electrónico, Twitter, Facebook, Skype, Linkedin…) al mismo tiempo, rara vez se escucha que una persona ha alcanzado éxito en solitario.

Si quieres competir solo, tienes que hacer una segmentación perfecta, especializarte en una característica muy concreta y en un lugar con suficiente demanda. ¿Qué sucede si te pones enfermo o tienes que ausentarte para cuidar a un familiar? ¿Cómo actuarías ante esta situación si trabajas solo?

Otra consecuencia de trabajar solo es la falta de compañeros en los que apoyarte en los malos momentos. Puedes contar tu situación, estado de ánimo o problemas a tu pareja, amigos y padres. Intentarán apoyarte, consolarte, escucharte, pero nunca comprenderán por lo que estas pasando porque no tienen conocimiento e información suficiente.

El individualismo potencia el ego, el ego potencia la soledad y en muchos casos la vanidad. Puedes jugar solo o en equipo:

  • Si decides jugar solo, como en el tenis, la presión recae sobre ti. Si no juegas, no ganas.
  • Si juegas en equipo, puedes ganar sin jugar. Siempre habrá un compañero que pueda sustituirte para lograr un objetivo común.

Jugar en equipo permite dar mayores saltos de calidad en menores periodos de tiempo. El ser humano es competitivo por naturaleza. Si alguien a tu lado hace algo mejor y más rápido, inconscientemente, se genera una necesidad de superación motivada por el instinto de supervivencia. Saber elegir a los compañeros de trabajo es una prioridad. Tómate el tiempo que necesites, no tengas miedo a renunciar si consideras que el equipo no ofrece el 100% nada más empezar.

Un mal clima de trabajo puede convertir a cualquier especialista en becario, la desmotivación y el desorden hacen que las emociones afecten al estado de ánimo, provocar problemas de sueño. Un equipo de trabajo impulsivo, sin un líder con capacidad de trabajo, visión y gestión, puede llevarte a la ruina.

A veces, no siempre aparecen las oportunidades y profesionales adecuados para forjar una gran alianza al mismo tiempo. Mientras tanto, sí es preferible funcionar solo. Los equipos pequeños, organizados como un comando, no se forjan de la noche a la mañana. Un equipo comienza a funcionar cuando dos personas se ponen de acuerdo en unos objetivos comunes, realizan cuantas acciones sean necesarias para lograrlos. No confundir trabajo en equipo con la posibilidad de alcanzar algún tipo de colaboración a cambio de una comisión.

Los profesionales adaptados a la economía colaborativa no dedican tiempo a redactar un contrato mercantil donde reflejar al detalle los acuerdos por escrito, el mercado en red es transparente, se asienta en la confianza. Sí incumples, realizas falsas promesas, el mercado lo sabrá pulsando un botón.

En la búsqueda de colaboraciones dentro del mercado digital, es muy frecuente encontrarse con profesionales sin ningún tipo de conocimiento sobre marketing digital, valor de marca, constancia y disciplina exigida por internet para obtener resultados. El desconocimiento lleva a pensar que la generación de contenidos es una pérdida de tiempo, hobby, entretenimiento para las noches o trabajo que corresponde al departamento de marketing. La mayoría de los profesionales desconoce que la generación de contenido permite potenciar cuatro áreas de trabajo: Comunicación, formación, estrategia y orientación.

Imagina el rendimiento y el ahorro que supone inculcar a cada empleado escribir un contenido diario (vídeo, fotografía, artículo, infografía…). Imagina el impacto que tendría ese contenido si cada empleado tuviera actualizado su perfil de redes sociales y compartiera contenido propio y del compañero. Imagina la facilidad para premiar al trabajador que genere mayor impacto gracias a la analítica web. Imagina tener todos los días un gráfico actualizado automáticamente para conocer a tiempo real los verdaderos intereses de tus clientes potenciales. Deja de imaginar porque es una realidad. No siempre se requieren más recursos económicos para tener éxito. Basta con un equipo comprometido y un arquitecto para coordinar la evolución de la estrategia.

Capítulo 4.- La síntesis prima frente al exceso de información

Sobre Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Puedes intentar

Capítulo 5.- Partida de ajedrez: La automatización prima frente a la atención personalizada

La atención al cliente es un servicio de lujo

Capítulo 6.- Partida de ajedrez: Las pequeñas acciones repetidas priman frente a una gran acción

Parte el producto para obtener más beneficio

Capítulo 7.- Partida de ajedrez: ¿Tomamos Café?

Supervivencia es repetición. Crecer es compartir. Liderar es motivar. Éxito es constancia y disciplina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.