NOTICIAS
Inicio / Empresa / ¿Qué dice el rostro de Warren Buffett?

¿Qué dice el rostro de Warren Buffett?

¿Qué dice el rostro de Warren Buffett?

Caso práctico de morfopsicología para descubrir fortalezas y debilidades de Warren Buffett:

  • Fuerza y aguante, es un trabajador incansable que sabe gestionar de manera excepcional sus reservas de energía. Sólo necesita dormir pocas horas para volver otra vez al trabajo. Nunca se jubilará, morirá con las botas puestas. Si algún día dejará de trabajar entraría en un bajón anímico que afectaría a su día a día.
  • Un reto, largas jornadas de trabajo o poner a prueba su saber hacer son algunas de las fórmulas que le mantienen vivo, aportando un plus extra de vitalidad. No es persona de pasar largos periodos de tiempo sin hacer nada (puede volverse algo irritable si no hace nada).
  • Cuenta con el perfil propio de los verdaderos grandes hombres de empresa que han aparecido en este siglo, como Bill Gates o Amancio Ortega, hormigas incansables que no se fijan ni se obsesionan por los grandes lujos, ni la publicidad / fama, sino por un proyecto mayor, proyectos a muy largo plazo. Son grandes visionarios.
  • Es un duro negociador. Capacidad para soportar largas jornadas de trabajo sin inmutarse, ni dar muestras de sus verdaderos pensamientos e intenciones. Sabe mantener la calma en momentos de máxima tensión.
  • Posee gran capacidad de concentración, aislándose para olvidarse de todo lo que le rodea, incluso de comer si aquello que esta analizando es de su máximo interés.
  • Aunque parezca una persona impasible, como que nada le puede afectar, presenta un pensamiento muy vivo, incansable y que no se detiene nunca. Esta cualidad, unido a su gran capacidad de concentración e intuición, le permite buscar y encontrar en muy poco tiempo las fortalezas y debilidades de cualquier empresa, persona o proyecto.
  • Es una persona cercana, campechana y espontánea en las distancias cortas. Sabiendo hacer sentir bien a la persona que tiene cerca. Igualmente, será implacable y duro si las cosas no suceden como estaban previstas en su estrategia o cabeza.
  • La emoción se encuentra al servicio de la razón y los instintos. Es muy difícil hacerle cambiar de opinión. Si lo hace será porque ha constatado de manera real y fehaciente mediante resultados y pruebas técnicas, nunca por indicios o supuestos.
  • No es una persona de especulaciones. Como hombre conservador en todas las facetas de su vida, le gusta las apuestas seguras aunque la rentabilidad llegue más tarde.

Sobre Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Puedes intentar

¿Cómo no violar el secreto profesional?

Un buen abogado no tiene que abrir el sobre para conocer la cifra que esconde

Soy Molly Bloom

No violes la ley cuando estés violando la ley

¿Qué personaje de la liga de la justicia eres en la empresa?

Todos lo saben

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.