Inicio » Motivación » ¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?

¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?

¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?

Tu forma de vivir te permite estar aislado. La vida es mejor en compañía

Nadie sueña con ser funcionario de pequeño, tampoco administrativo o reponer en un supermercado. De pequeños queremos ser futbolistas, bomberos, policías, abogados, médicos o la profesión que desempeñan nuestros padres. Con la edad, especialmente durante la pubertad, y la etapa estudiantil, queremos ser alguien que los demás admiren, no importa como, solo importa la fama, el ego y que te reconozcan cuando te vean.

A partir de los treinta, después de haber recibido varios tortazos, los pájaros se llevan los sueños, el dinero es la única prioridad. Dinero para pagar las facturas, salir los fines de semana, tener una casa y llenar el frigorífico.

Con el paso de los años el dinero gana la partida a los sueños, no importa cómo se gane, solo importa ganarlo, el método para conseguirlo es secundario. No importa si eres infeliz durante la semana, te consuelas y engañas con una buena borrachera el fin de semana; no importa si te has convertido en una persona apática, sería, irritante y carente de cualquier signo de alegría, importa el chalet y el deportivo que tienes aparcado en la puerta.

¿Por qué se admira a los atletas? Porque persiguen sus sueños

¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños? Buena pregunta que te lanza George Clooney en la película Up in the air. Ryan Bingham es un ejecutivo adicto al trabajo especializado en despedir a personas. No lo hace con maldad, no disfruta con ellos, no se vanagloria, ni se pavonea, sencillamente, es su trabajo y trata de hacerlo del mejor modo posible. Vuela por todo Estados Unidos de una empresa a otra para cumplir un sueño: alcanzar un millón de millas.

La vida de Ryan Bingham es fácil y sencilla, disfruta de buenos hoteles y no tiene que responder ante nadie, salvo su jefe Craig Gregory, interpretado por Jason Bateman. No aspira a nada más, no quiere un coche de lujo, ni tener una casa más grande (de hecho, su apartamento es una vivienda medio amueblada), tiene un objetivo, no un sueño: alcanzar un millón de millas.

Te quedas en tierra, se acabaron los viajes

Todo parece sonreírle hasta que se producen dos situaciones que rompen el statu quo establecido:

  • La idea de implementar un proyecto piloto de teletrabajo por Natalie Keener, interpretada por Anna Kendrick.
  • Una aventura confundida con romance con Alex Goran, interpretada con Vera Farmiga.

Soy la mujer de la que no tienes que preocuparte

El control se convierte en caos, la experiencia en duda y la tecnología en un duro enemigo a batir. Una pregunta ronda toda la película: Si tuvieras una segunda oportunidad para empezar, ¿qué harías? ¿Te quedarías igual o empezarías algo diferente? La estadística dice que todo seguiría igual y que cometerías los mismos errores.

¿La gente se vuelve loca cuando se la despide?

Summary
¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?
Article Name
¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?
Description
Si tuvieras una segunda oportunidad para empezar, ¿qué harías?
Author

Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down especializado en el sector editorial. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, informes de lectura y artículos para blog

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *