Inicio » Marketing » La tragedia también entiende de moda

La tragedia también entiende de moda

La tragedia también entiende de moda

Llama la atención, igual que sucede con la caída del pelo en determinados meses del año y los anuncios de turrones a medida que se acerca la navidad, como la tragedia también entiende de moda.

Es llamativo como hay periodos donde las mismas tragedias se producen en el mismo espacio-tiempo, como a todos los perros les da por morder a los niños a la misma vez, como se incrementa el índice de suicidios, los accidentes en ascensores… parece que el universo se conecta para que cada día te puedas te levantar y comentar con los compañeros la tragedia del día.

La televisión funciona así, trabaja por bloques, les resulta más fácil organizar el trabajo y la información, una tragedia siempre golpea directo al sistema emocional del televidente, lo hace partícipe, siempre y cuando no repita la misma noticia con otro nombre, ciudad y situación continuamente, el impacto se vuelve rutina, es cotidiano y genera rechazo, es hora de buscar otra tragedia para volver a golpear al sistema emocional, proporcionarle una nueva droga que le mantenga atento a lo que sucede en la caja boba.

Esto es fácil de apreciar en los programas del corazón donde cada cierto tiempo deciden ascender a los altares, a los picos de audiencia, al famosillo de turno, no importa que no tenga nada que aportar, ha sido el elegido por cualquier tontería, medio mentira-medio verdad, para ser parte de un miembro más de la familia sin venir a comer a casa.

¿Por qué la gente ve cada vez menos televisión? ¿Por qué las plataformas de contenidos, series, videos y programas como Netflix siguen mejorando su cuota de mercado? La gente se está cansando de exagerar la realidad para ganar la audiencia, basta ya de dopar las noticias. Comienza a hablarse de las huelgas televisivas, apagar el televisor o cambiar de canal durante la retransmisión de un programa mientras que se satura sus canales de comunicación digitales con spam.

Surge un nuevo modo de hacer escrache, surge un nuevo modo de decir basta, no todo vale para ganarse a la audiencia, no vale conceder el prime time al mentiroso porque es información. No hablo de censura, eso solo lo desean dos partidos en España, aunque presuman de lo contrario, hablo de mesura, no saturar al espectador con la misma información falsa una y otra vez, España no solo es Cataluña, suceden más cosas en España que no es Cataluña. Puede que hoy la tragedia genere grandes cuotas de pantalla, pero a la larga solo conseguirán que cada vez más personas decidan no encender el televisión, la mente necesita desconectar, necesita descansar de tanta tragedia, no quiero que me convenzan, la vida no es una tragedia griega.

Hago huelga apagando el televisor

Summary
La tragedia también entiende de moda
Article Name
La tragedia también entiende de moda
Description
Hago huelga apagando el televisor
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *