Inicio » Actualidad » Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices

Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices

Resumen Master Class: Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices

Resumen Master Class de Adam Alter con título “Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices” en el canal de YouTube TED.

¿Es lo suficientemente bueno para ti? 

Muchos ejecutivos son capaces de comerse sus propios productos (aunque sea para animales) para demostrar qué se siente y la confianza que tienen depositada en su propio producto.

Lo llamativo hoy día es cuando un ejecutivo no utiliza sus propios productos, una cosa que sucede en la industria de la tecnología basadas en las pantallas.

Steve Jobs describió en 2010 el iPad como un dispositivo con una navegación extraordinaria, mejor que un portátil y mejor que un teléfono inteligente. Sin embargo, un tiempo después a estas palabras, un periodista le pregunto “¿Sus hijos deben amar el iPad? Steve Jobs respondió: “Ellos no lo han usado. Limitamos la cantidad de tecnología que nuestros niños usan en casa”.

Esta incongruencia es muy común en el sector de la tecnología, tanto es así que hay una escuela en Silicon Valley donde solo trabajan con pantallas a partir del octavo curso.

Ante esta situación uno se pregunta que están haciendo las pantallas a mi, a mi familia y a las personas. Una cosa que sucede es que cada vez nos roban más tiempo, especialmente en nuestro tiempo dedicado al espacio personal (aquel que se utiliza para los hobbies, las relaciones personales, realizar actividades creativas…). Desde 2007 a 2017, el tiempo dedicado a la pantalla se ha incrementando, incluso ha llegado a duplicarse, dejando muy poco tiempo para las relaciones personales, la creatividad, los hobbies.

Pero, ¿qué se suele hacer durante el tiempo que estamos delante de la pantalla? Es cierto que las comunicaciones permiten hablar con personas que viven en otros continentes. Algunos la utilizan para realizar ejercicios de relajación, lectura o aprendizaje, aplicaciones que nos hacen más felices (un tiempo al que se dedica una media de minutos minutos al día); pero la gran mayoría las utilizan para ligar, las redes sociales o jugar o juegos online, aplicaciones que nos hacen más infelices (un tiempo al que se dedica una media de 27 minutos al día).

Dedicamos tres veces más de tiempo a cosas que nos hacen infelices, ¿por qué? Porque nos roban las señales de parada, una señal que tiene el organismo para cambiar de actividad o hacer un descanso. Hoy día consumimos los programas de televisión sin ningún tipo de parada, las hemos eliminado, queremos todo ya, ahora, no nos gusta esperar a la semana que viene para saber qué sucede.

Hay que empezar a recuperar en las empresas la filosofía de que al final del día hay que desconectar, el trabajo se detiene y se continúa al día siguiente.

Estamos llegando a un punto donde cenar con los amigos es no despegar la mirada de la pantalla, no prestándole atención al amigo que tenemos enfrente. Si te esfuerzas por no estar tan pendiente de la pantalla, con el tiempo te das cuenta que todo es más colorido, más rico, más interesante, se mantienen mejores conversaciones. Cuando uno aprende a desconectar de la pantalla se siente mejor.

 

Summary
Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices
Article Name
Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices
Description
Resumen Master Class de Adam Alter con título "Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices" en el canal de YouTube TED
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *