Inicio » Desarrollo personal » Poner límites y NO sentirte culpable

Poner límites y NO sentirte culpable

Resumen Master Class: Poner límites y NO sentirte culpable

Resumen Master Class de Mariana Ferrari con título “Poner límites y NO sentirte culpable” en el canal de YouTube Como Cambiar La Vida.

¿Cómo poner barreras y límites sin sentirse culpable?

¿Cómo poner barreras y límites sin sentirse culpable? ¿Por qué nos sentimos culpables cuando nos ponemos barreras? ¿Por qué el sentimiento de culpa afecta más a las mujeres que a los hombres?

Culpa merecida y culpa inmerecida

La culpa merecida aparece cuando hacemos algo mal, es un indicador interno que nos dice que tenemos que mejorar algo, mejorar nuestro comportamiento. La culpa merecida la sentimos cuando somos personas responsables, somos conscientes de nuestros errores y nos sentimos mal por haberlos cometido.

La culpa inmerecida es la que sentimos cuando estamos cuidándonos a nosotros mismos. La culpa inmerecida está mucho más presente en las mujeres que en los hombres. La culpa inmerecida aparece cuando tenemos que decirle NO a alguien y SÍ a nosotros. La culpa inmerecida no tiene arreglo, hagas lo que hagas, vas a acabar sintiéndote mal.

¿Cómo combatir la culpa inmerecida?

  1. Siéntela y ponle un nombre: El objetivo, al ponerle un nombre, es tomar consciencia de cuando te estás sintiendo culpable por una culpa inmerecida. No has hecho nada malo, solo quieres establecer un límite. Bautizar elementos negativos, como puede ser el miedo o la culpa, ayuda a reconocerlos más rápidamente, permitiéndote ponerles freno antes.
  2. Reconoce sus intenciones: La culpa inmerecida existe porque no estamos siendo buenos con la persona que nos está pidiendo algo,  la intención de la culpa inmerecida es que todo el mundo nos quiera, es hacerte ser buena para que te quieran. Tienes que recordarte que la gente no te va a querer más o menos por poner límites, pero, al mismo tiempo, sí es cierto que poner ciertos límites a algunas personas puede ayudarte a mejorar el respeto hacia tu persona (respeten tus tiempos, tus ideas y tus formas de hacer las cosas).
  3. Háblale y practica: Habla con la culpa inmerecida, reconoce que está presente, que existe y que quieres que se vaya. Dile a la culpa inmerecida que esta vez decides tú. Este es un trabajo que requiere entrenamiento y práctica. No se consigue hacer frente a la culpa inmerecida inmediatamente, es un proceso adaptativo que requiere tiempo y esfuerzo. Si quieres cuidar de los demás, primero tienes que aprender a cuidarte a ti.

Be simple. Be smart. Be sexy

Summary
Poner límites y NO sentirte culpable
Article Name
Poner límites y NO sentirte culpable
Description
Resumen Master Class de Mariana Ferrari con título "Poner límites y NO sentirte culpable" en el canal de YouTube Como Cambiar La Vida
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *