Inicio » Actualidad » Hechos y ficción, el papel de la verdad en el discurso público

Hechos y ficción, el papel de la verdad en el discurso público

Resumen Master Class: Hechos y ficción, el papel de la verdad en el discurso público

Resumen Master Class de Julio Aranovich con título “Hechos y ficción: el papel de la verdad en el discurso público” en el canal de YouTube TED en Español.

Los hechos cuentan y la verdad acerca de los hechos realmente importan

¿Decir la verdad? La mayoría de frases que decimos a lo largo del día no pueden ser catalogadas como verdaderas o falsas. Frases como: “Hola, ¿qué tal?”, “¿Vamos a tomar un café?” son saludos, invitaciones, pedidos, opiniones, sugerencias, no verdaderas, ni falsas.

Hay otras frases como: “Llueve”, “Esta casa es mía”, frases que sí pueden ser verificadas, son frases que se refieren a una afirmación sobre las cosas, una afirmación que cualquier persona frente a los hechos puede decidir si es verdadera o es falsa. Son las frases que se utilizan en: documentar los acuerdos, negociar el sueldo… En este tipo de frases no hay ambigüedad, truco o subterfugio que valga. Cuando se utilizan este tipo de frases, no se puede justificar un comportamiento aduciendo a que la objetividad no existe.

Los hechos cuentan y la verdad acerca de los hechos realmente importan. Los datos que conforman un hecho tienen importancias en la vida.

¿Cómo se aplican estos conceptos en el discurso público, en el discurso político, medios de comunicación, empresarios, periodistas, sindicatos, referentes sociales? El discurso público se va alejando de los hechos. Los hechos y la verdad pasan relegados a un segundo plano, se cede el centro del escenario a la narrativa, el relato, la opinión, el dato sesgado, la sugerencia, cuando no, simplemente a la manipulación.

El discurso político utiliza cada día más la narrativa frente a los hechos. ¿Por qué? La narrativa es poderosa, consigue saltarse el análisis racional de los hechos objetivos, nos pega directamente en las emociones. Desde esas emociones, nosotros suscribimos a las propuestas, a las ideas de los partidos y sus referentes políticos.

El problema es cuando la narrativa cobra vuelo propio. La narrativa es poderosa porque nosotros pensamos así. El ser humano piensa en narrativa y no en hechos aislados.

Cuando la narrativa invade la totalidad del discurso público, los hechos y la verdad se transforman en invitados molestos, en obstáculos, en límites. Hay que ignorarlas, hay que dejarlas de lado, desterrarlos del discurso público, o simplemente ocultarlos.

El debate tiende a desaparecer porque es difícil debatir sin hechos, sin verdades. Nos enfrentamos a una situación en que los medios, los políticos y los referentes sociales entran en una especie de rechazo de su compromiso a rajatabla con los hechos y la verdad. De esta manera, defraudan, delinquen.

Los ciudadanos, inmersos en esta situación del discurso, vamos aflojando la intensidad con que reclamamos el reporte de los hechos, con qué definimos y pedimos que se hable de la verdad. De esta manera, nuestra inmersión en el discurso público va bajando el tono.

Sin que nos demos cuenta, inadvertidamente, para muchos de nosotros, se les están cortando las patas a la mesa de la democracia. La democracia depende de nosotros como actores sociales. Para poder ser agentes de la democracia necesitamos depender de la información instantánea dispuesta para la acción.

Sin información oportuna y verdadera, es imposible ser agente de la democracia. Para poder tener acceso a esa información, dependemos de los medios, dependemos de aquellos en los que hemos depositado nuestra fe y nuestra confianza.

El poder reside en el ciudadano. Nosotros lo delegamos, pero no abdicamos. Las causas ciudadanas, aplicadas a causas justas y determinadas han probado ser, todo el tiempo, exitosas. El restablecimiento de los hechos y de la verdad en el discurso público es una causa crucial. Una red de ciudadanos resueltos a restablecer la verdad como valor ineludible en el discurso público podrá lograrlo. Lo va a lograr. Lo estamos logrando.

Summary
Hechos y ficción, el papel de la verdad en el discurso público
Article Name
Hechos y ficción, el papel de la verdad en el discurso público
Description
Resumen Master Class de Julio Aranovich con título "Hechos y ficción: el papel de la verdad en el discurso público" en el canal de YouTube TED en Español
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *