Inicio » Actualidad » Lecciones del Capitán Jack Sparrow

Lecciones del Capitán Jack Sparrow

Lecciones del Capitán Jack Sparrow

–Es evidente que sois el peor pirata del que he oido hablar.

–Pero habéis oido hablar de mi.

Así se conocen, en la primera película de “Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra“, el Capitán Jack Sparrow y Comodoro. Una breve conversación que resume perfectamente el valor de la reputaciónEl valor de la reputación es un bien intangible desprestigiado por aquello que no lo tienen y bien explotado por aquellos que sí lo tienen.

La reputación representa el valor intangible en el mercado. Al igual que un despido representa el valor real del trabajar, la reputación permite acceder a operaciones imposibles. Hablar con un ministro, tener una entrevista con el gerente de una empresa, encontrar un par de entradas para la final de la Champions… no todo se paga con dinero. El dinero no es lo más importante, lo más importante es la reputación. El dinero facilita las cosas, pero sin reputación no eres nadie.

El Capitán Jack Sparrow lo sabe. Vive arruinado, borracho y disfruta haciendo saltar por los aires todas aquellas ciudades que visita. Es un mar de problemas, un inconformista capaz de ofrecer lo mejor y lo peor de una persona. Su única intención es sobrevivir y saborear la vida, a partir de aquí, viene el resto. Aprovechando que se encuentra en los cines la quinta película “Piratas del Caribe: La venganza de Salazar“, veamos que podemos aprender de este pirata, un mercenario de élite al servicio del mejor postor.

Sabe marcar objetivos. El Capitán Jack Sparrow tiene dos objetivos claros:

  1. Disfrutar de la vida
  2. Sobrevivir a la muerte

En las últimas películas de Piratas del Caribe hemos visto como el miedo a la muerte es patente en el Capitán Jack Sparrow. No le importa qué va a comer, no le importa dónde estará mañana, tampoco si le ha dejado a deber a media isla. Su único miedo es el miedo a la muerte. Es por ello que trata de hacerse Capitán del Holandés Errante, la maldición que envuelve el barco permite a su tripulación vagar por los mares hasta la eternidad.

Todas las aventuras del Capitán Jack Sparrow tienen un argumento relacionado con ello: sobrevivir a la muerte. Un pirata no quiere ataduras, no quiere hipotecas, si mañana tiene que marcharse, lo hace sin dudar. El Capitán Jack Sparrow es un mercenario de elite siempre disponible si la recompensa lo merece. No se mueve por altruismo, no es el pirata que más trabaja para tener una gran flota de barcos, ese papel lo representa perfectamente el Capitán Barbosa. Su empresa, en la última saga, cuenta con diez barcos.

El Capitán Jack Sparrow trabaja cuando es necesario y descansa el resto del tiempo. No se pasa interminables horas currando a sol y sol para mantener su reputación, él prefiere pequeñas acciones muy rentables. Un sistema de trabajo que no se potencia en el tejido español donde priva el presencialismo frente a la precisión.

¿Para qué esforzarse más de la cuenta? No busca contentar, ni quedar bien con los demás. En la última entrega incluso busca y exige dinero a sus rescatadores. Él es el centro de su universo. Primero va él y después ayuda al resto. Ayuda y colabora con los demás porque sabe que solo no puede enfrentarse a una flota. Si quieres conseguir grandes objetivos, tienes que ir acompañado. Él no paga sueldos, él paga con promesas, recluta por objetivos. Su reputación, dentro de la cultura pirata, le permite contratar con recompensas a futuro. Él no quiere trabajadores, busca socios con un objetivo común. De esta manera, logra el compromiso de la tripulación, del equipo. Él no obliga a nadie a seguirle, de hecho, más de una vez se queda solo, o lo dejan tirado, porque el equipo ha perdido la confianza en él.

El Capitán Jack Sparrow representa el espíritu del proyecto, la fuerza de voluntad para seguir adelante suceda lo que suceda. No se para a pensar las cosas más de la cuenta, si los problemas vienen, ya se verá como resolverlos.

Siempre mira hacia delante, se centra en superar los obstáculos que se presentan, no en los que no existen o pueden llegar a existir. Se adapta a las circunstancias del momento, negocia con el enemigo para sobrevivir hoy y batallar mañana. Es consciente que no todo vale, que un mal acuerdo hoy es mejor que la muerte. Un mal acuerdo se puede cambiar con el tiempo, la muerte es un estado permanente.

Nunca muestra sus cartas, es el resultado quien habla, es quien le otorga la reputación que le precede a su llegada. Juega al póker con todo el mundo para desconcertar al adversario. Si los demás no saben que piensa, ¿cómo plantarte cara? Es un gran divulgador de mentiras, un comercial excepcional. Dice a cada uno aquello que quiere escuchar para no mostrar sus debilidades y sus objetivos reales. Envuelve a todo el mundo en la confección de una cortina de humo para poder moverse con libertad. Esto delata una mentalidad paciente, estratégica y visionaria. Es el gran especialista que contratan las grandes empresas para solucionar los problemas que ellos mismos han creado. Si te dejas engañar por la imagen de borracho que muestra en las películas, es que no conoces el verdadero perfil del Capitán Jack Sparrow.

Summary
Lecciones del Capitán Jack Sparrow
Article Name
Lecciones del Capitán Jack Sparrow
Description
¿Qué se puede del Capitán Jack Sparrow?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *