Inicio » Historia » La Revolución Socialista

La Revolución Socialista

La Revolución Socialista

Para muchos, especialmente para los franceses, la Revolución Francesa es un hecho histórico sin precedentes. Para muchos, la Revolución Francesa es considerada como el inicio de la Democracia. Sin embargo, la mayoría desconoce que la Revolución Francesa fue una de las épocas más oscuras, tiranas y sangrientas de Francia.

Los mismos que incentivaron la revolución, el levantamiento del pueblo, fue quien le quitó el poder al pueblo con la famosa guillotina. Si no piensas como yo, a la guillotina. Si no haces lo que yo te indique, a la guillotina. Si me insultas, a la guillotina.

No importaban los motivos, si eras una persona que podía poner en entredicho la buena vida de la nueva élite creada en torno a un falso ideal, eras rápidamente llevado a la guillotina.

Guillotina que terminó con la vida de su máximo admirador: Maximilien Robespierre. El sueño se transformó en Revolución. La Revolución mutó a un tumor terrorífico, tumor que se autoasesinó por culpa de un ego descontrolado.

Continuando el articulo Algo de ti no me gusta, que escribí el pasado día 13 de mayo, sobre las primarias del partido socialista, quiero hoy, seguir indagando en el tema.

De la noche a la mañana, hemos pasado de estar pendiente de que nuevo caso de corrupción sale a la palestra a tener que estar todo el día pensando cuando se van a disolver las Cortes Generales para ir nuevamente a elecciones.

Que se va a producir un adelanto electoral es bien sabido por cualquiera que siga diariamente los movimientos políticos. Que esta vez no es un capricho de Mariano Rajoy, sino un movimiento para recuperar la tranquilidad política y evitar un circo mediático cada semana en el Congreso.

La victoria de Pedro Sánchez es lo mismo que ganar una batalla para perder la guerra. Para que lo entendamos de manera práctica, de nada sirve ganar el primer partido por 1-0, de una clasificación a partido de ida-vuelta, cuando a la vuelta pierdes por 6-0.

Me sorprende escuchar hablar del nuevo partido socialista. ¿Dónde? Pedro Sánchez lleva varios años como secretario general cosechando derrota tras derrota. Solo se ha tomado una excelencia de seis meses. Nada ha cambiado, el barco sigue rumbo directo a chocar contra un iceberg.

La campaña de Pedro Sánchez, estudiada desde un punto de vista estratégico, al más puro estilo de Maquiavelo, ha sido un rotundo éxito. Ha sabido jugar igual de sucio que sus oponentes en las sombras (ahora que no vengan los representantes de UGT a negar lo evidente. Si, los mismos que se desangran internamente porque los trabajadores no quieren a ignorantes que les representen).

Anoche quedó claro que el partido socialista está fragmentado en dos bloques gracias al trabajo de Pedro Sánchez. Digamos las cosas altas y claras. A Pedro Sánchez únicamente le importa llegar a la Moncloa. El camino y las concesiones no importan, si con ello puede decir que él es el Presidente del Gobierno. Está dispuesto a realizar Referéndum, aunar en ese sentimiento de división, otorgar más privilegios a determinadas Autonomías, escupir en el castellano… cualquier fórmula es válida si al final del camino, él es el presidente.

Lo dije el otro día y lo vuelvo a repetir, Pedro Sánchez no es un gestor, no es un líder, es un comercial que sabe vender a cualquier precio. Si te engaña la culpa es tuya. Muy hábilmente, esto si hay que reconocerlo, sabe cómo engañar a la militancia. ¿Cómo lo hace? Muy sencillo. Mostrándose incapaz de tomar por él mismo decisiones importantes. No se moja, cuando haya que tomar una decisión importante, dejará el futuro de España, de más de 40 millones de españoles en manos de 70.000 personas (algunos sin la información, ni la experiencia necesaria) para que su imagen no se vea dañada. Una militancia que poco a poco irá creciendo con miembros del partido de Podemos para asegurar los resultados acordes con los intereses del partido morado.

Por este motivo, el aparato y los grandes líderes del partido socialista no quieren primarias. Temen que la voz de la militancia sea absorbida con mentiras y engaños por lobos con piel de borregos para beneficio de otro partido. ¿Qué piensa Pedro? ¡Presidente! ¡Presidente! ¡Presidente!

El equipo de Susana Díaz ha sufrido finalmente un Esperanza Aguirre VS Manuela Carmena. Se han confiando, han ido de sobrados y se han permitido el lujo de calentar al rival.

La militancia ha votado con resentimiento, ha votado engañada. Le han echo un Brexit encubierto sin ser consciente que su voto a una utopía puede suponer llevar al partido socialista a la situación que Pablo Iglesias quiere: convertir al partido socialista en un partido residual.

La militancia no gana elecciones. La militancia no es la voz del pueblo. La militancia no representa ni el 10% de la población. La militancia es la responsable de las derrotas de los partidos clásicos en Francia. La militancia ha permitido que un tipo sin preparación como Donald Trump llegue a ser presidente. La militancia ha permitido que políticos ingleses mientan para fomentar el Brexit y mejorar su posición personal.

La militancia no es consciente que si Pedro Sánchez vuelve a perder, que lo hará, incluso se estima que puede perder más escaños que en las últimas elecciones, él no asumirá la culpa y se marchará, dirá que la militancia no se ha movilizado lo suficiente. Se conformará con ser el primer partido de la izquierda durante los siglos de los siglos. Total, no tiene otra oferta laboral.

Militante, seas del partido que seas, tu voto no es igual que el voto de un directivo del partido. No podemos convertir años de experiencia en un título que se cuelga en la pared. La experiencia de Felipe González (ojo a la campaña de desprestigio que le van a realizar ahora desde las redes sociales) no es la misma que la de un chaval de 21 años que lleva tres años en la universidad y solo ha aprobado 3 asignaturas.

Si el partido socialista está dispuesto a jugar a este juego tan peligroso, poner a la misma altura la experiencia con la ignorancia, la geopolítica con la estupidez, creo que el partido socialista va camino de hundirse al fondo del mar, como le sucedió al Titanic, por una cuestión de ego descontrolado.

Lo dije en el artículo anterior y lo vuelvo a repetir ahora, España necesita al partido socialista para equilibrar las luchas de poder y  sanear la democracia. España necesita un partido socialista que luche por la unidad de España, no por la división. España necesita un partido socialista con altitud de miras, se le exige actitud de Estado.

Anoche comenzó una revolución interna dentro de la propia revolución socialista. Los medios de comunicación se frotan las manos por las fáciles subidas de audiencias. ¿Quién ganará? Hasta que no se produzcan unas nuevas elecciones y la militancia no se dé un baño de realidad, no serán conscientes de lo que han hecho.

Por otro lado, anoche también quedó claro que el AVE de Sevilla que llevaba a Susana Diaz se quedó averiado en Despeñaperros. Su viaje político parece llegar a su fin, las hienas y los buitres aprovecharán que está herida para provocarle más heridas que acaben por desangrarla políticamente. Esto no son negocios, es política en directo. La realidad de lo que antes se resolvía en los pasillos y en bares de carretera mientras uno subía a un sitio y otro bajaba a otro. ¿Cuándo empezará el show en Andalucía? Pronto, muy pronto.

Lo más curioso de todo esto es que Susana Díaz no necesitaba de Pedro Sánchez, pero Pedro Sánchez si necesita a Susana Díaz. Si Susana Diaz cae en Andalucía, él caerá inmediatamente con ella. Eso no se lo ha explicado ninguno a la militancia que tanto odio mostró ayer hacia la única persona del partido que evitó en las pasadas elecciones que el partido socialista peleara por el tercer puesto con Ciudadanos. La guillotina se prepara en Feraz, vienen tiempos turbios y oscuros. ¿Quién será el Napoleón Bonaparte externo que imponga nuevamente la disciplina y la ambición en un partido rumbo a la deriva?

¿Camino al olvido?

Summary
La Revolución Socialista
Article Name
La Revolución Socialista
Description
¿Camino al olvido?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *