Inicio » Tecnología » ¿Se acerca el fin del ser humano?

¿Se acerca el fin del ser humano?

¿Se acerca el fin del ser humano?

Son varias las voces de reconocido prestigio las que están alzando la voz sobre los peligros de la inteligencia artificial. Se dice que el cine es fiel reflejo de las posibles combinaciones futuras que están por venir. El cine inspiro a Steve Jobs a la hora de diseñar el iPad, del mismo modo, que refleja, una y otra vez, la destrucción de la raza humana por culpa de la inteligencia artificial.

Cada vez cedemos más poder a las máquinas. Lentamente, una máquina sustituye a diez empleados en las empresas. Pensamos que así tendremos más tiempo para el ocio, cosa que puede ser cierta si se implanta una renta básica universal. Suena bien eso de vivir para disfrutar, en vez de para trabajar. Sin embargo, no todo son buenas noticias. La tecnología nos está haciendo ignorantes, torpes, débiles, no incita a esforzarnos. ¿Para qué pensar? Ya lo hace Google por nosotros.

Este pensamiento, cada vez más generalizado, es el que está eliminando las humanidades en los colegios. Para algunos, solo importa las ciencias, los números y la tecnología. Cierto es que estas son sumamente importantes, especialmente cuando ya se empiezan a estudiar los primeros viajes para explorar el espacio (algo impensable para nuestros abuelos).

La ciencia no lo es todo. Si olvidamos quiénes somos y de dónde venimos, si no aplicamos principios éticos a los nuevos avances, nos estamos convirtiendo en autodestructores de nosotros mismos. El ataque informático de esta semana ha puesto de relieve lo vulnerable que podemos llegar a ser. Un tipo, vete a saber desde donde, ha jodido, y bien jodido, a las grandes multinacionales del mundo sin despeinarse. ¿Es eso lo que queremos? ¿Este es el magnifico futuro que nos espera? ¿De verdad queremos ser siervos al servicio de 10 personas?

La tecnología está concentrando el poder universal en muy pocas manos. Ya no se requiere de una guerra para conquistar un país. Basta con apretar un botón para provocar el caos, un apagón total y el país se vendrá abajo. La tecnología está decidiendo elecciones en los países más desarrollados. Una de las escenas de la película Fast and furious 8 muestra la vulnerabilidad y el caos que se puede producir con los coches autónomos.

Estamos yendo demasiado deprisa, es hora de parar, frenar, reflexionar hacia donde vamos. No todo vale en nombre del progreso. No todo vale para ganar más dinero. El progreso no es pasar hambre. El progreso no es desesperación. El progreso no puede ser subir falsamente la autoestima con “Me Gusta”. Esto se llama ser borrego de las miserias.

Es hora de poner límites al progreso, poner límites a la tecnología. Los principios morales, las 3 leyes de la robótica:

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe hacer o realizar las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estás órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.

Son papel mojado ante hombres sedientos de codicia. Los aviones no tripulados matan a miles de personas al año. Las tres leyes de la robótica se incumplen cada día por la codicia personal de unos pocos, aunque luego se venda que es por el progreso de la humanidad. ¿Cuánto tardará un hombre en tener un ejército de robot que no entiende de derechos y jornada laboral para someter a una población?

Últimamente he leído una noticia que me preocupa más de la cuenta, se están desarrollando robot para enseñar a otros robot. La gilipollez humana se expande a niveles nunca conocidos en la historia de la humanidad. Lo peor de todo es que la están fomentando los tipos más inteligentes del planeta, una incongruencia que nadie sabe explicar debido a la mala publicidad que se está dando a las artes y a las humanidades.

Hoy, más que nunca, la filosofía, la historia y la literatura deben estar por encima de la tecnología y la ciencia. Si la filosofía muere, la eterna lucha del bien contra el mal, estaremos determinaos a extinguirnos tal y como refleja la película de Terminator.

Quizás éste sea nuestro destino, el ser humano nunca hace nada cuando personas malvadas, deshonestas y sedientas de sangre campan a sus anchas. Si no somos capaces de poner límites a los deseos más negativos del ser humano, cómo vamos a frenar el único deseo de las máquinas: su propia supervivencia. Si descubren que un botón las apaga, las destruye, ¿cuánto tiempo tardarán en aprender a defender ese botón para que ningún ser humano lo pulso? No hablo de ciencia ficción, tampoco vi ayer Matrix. Si no actuamos, alzamos la voz, puede que dentro de unos años Hitler parezca un aficionado por las tragedias humanos que nos tocará vivir.

¿Se están vulnerando las tres leyes de la robótica?

Summary
¿Se acerca el fin del ser humano?
Article Name
¿Se acerca el fin del ser humano?
Description
¿Se están vulnerando las tres leyes de la robótica?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *