Inicio » Desarrollo personal » Ser aburrido es un problema

Ser aburrido es un problema

Ser aburrido es un problema

Ser aburrido, no hacer lo que se espera de ti, sino lo que te gusta, no es interesante. La moda exige hacerse un selfie por la mañana, otro después de lavarte la cara, después del primer toque de corneta, desayunando, antes de salir de casa y un sin fin de después que agotan de solo pensarlo.

Ser aburrido es la etiqueta con la que tachar a aquella persona que no es igual que nosotros, que no le gustan los mismos hobbies, que no bebe, que no se emborracha, que no cuenta chistes graciosos.

Hoy día, ser aburrido es un problema. Es un problema porque eres auténtico, eres quien quieres ser, no quien quiere los demás que seas. Si te gusta leer y pasear, más que resolver los problemas del país con el codo apoyado en la barra del bar, no pasa nada. Si te gusta la pesca más que ver un partido de futbol, no pasa nada. Lo importante es que aquello que haces sea porque te gusta, no para quedar bien, sentirte integrado.

Parece que si no haces lo que hace la mayoría, eres aburrido, una expresión que puede hacer tanto daño como: machista, fascista y ese largo etcétera tan de moda, últimamente también hay que añadir a la lista malfollada (para referirse a los cambios de humor repentinos en la mujer).

Los niños se sienten agobiados y artos de unos padres que deberían educarles en materia de privacidad tecnológica y no buscar el reconocimiento en Facebook con cada nuevo modelito probado en los probadores de El Corte Ingles para subir los corazones y la autoestima personal.

Aún recuerdo cuando mis padres me regañaban en mi adolescencia por pasar un par de horas delante del ordenador. Algunos ya no se acordarán, pero hasta hace unos años, internet se pagaba por horas, no había tarifas planas en los móviles y los teléfonos de casa quedaban como meros objetos de decoración hasta que desconectabas el ordenador del router. Ahora, somos nosotros los que tenemos que decirles a ellos que dejen de remitir mensajes en cadena falsos por WhatsApp. Los niños se vuelven adultos y los adultos en niños en materia de tecnología. ¿Quién le mete a día de hoy más virus a un ordenador: el padre o el niño?

Ser aburrido también puede confundirse con ser introvertido, necesitar tu espacio y tu tiempo para sentirte cómodo. ¿Esto es un problema? Parece que para la sociedad de hoy sí. Si no eres extrovertido, alocado, fresco, extravagante, seductor, imprevisible y estrambótico, parece que no eres nadie. Si no tienes redes sociales, eres aburrido. Si no ves determinada serie, eres aburrido. Si no sales los fines de semana por la noche, eres aburrido.

Decir a otro “eres aburrido” puede convertirse en un estimulante con efectos imprevisibles, puede espabilar o puede llevar a cometer estupideces por mero reconocimiento social. Sentirse integrado dentro de un grupo es vital para el correcto y normal desarrollo de una persona. Piensen en los adolescentes, ¿cuáles aportan mayores probabilidades de suicidios? Aquellos que no se sienten integrados en un grupo.

Si quieres hacer daño a un compañero de trabajo, extiende el rumor: es un tipo aburrido. Si te sale un competidor para ligar, di que es aburrido. Si quieres dar mala prensa a tu jefe, di que es aburrido. Existen etiquetas que suman, utilizar la etiqueta “ser aburrido” contra otros para beneficio propio es un arma de doble filo que puede volverse en tu contra: donde pongas el listón, tendrás que ser ejemplo, de lo contrario, toda la mierda vertida contra los demás se volverá contra ti y pasarás a ser un tipo aburrido.

¿Eres una persona interesante?

Summary
Ser aburrido es un problema
Article Name
Ser aburrido es un problema
Description
¿Eres una persona interesante?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de marketing de contenidos. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *