Inicio » Actualidad » Si te divorcias, devuélveme el regalo

Si te divorcias, devuélveme el regalo

Si te divorcias, devuélveme el regalo

El número de divorcios es una tendencia en aumento. Cada vez somos más exigentes, más egoístas y soportamos menos tiempo aquellas cosas que no cuadran con nuestro estilo de vida. No importa si el problema soy yo, si la otra parte no encaja con mi forma de ver y vivir, es mejor romper y que cada uno siga su camino. ¿Si hay niños? Que lo decida un juez.

El sector de las bodas, el momento mágico, idílico, la mujer vestido de blanco, disfrutar del día más feliz de tu vida, se está convirtiendo en una fiesta a costa de los demás. Atrás quedo eso de llegar virgen al matrimonio o fidelidad hasta que la muerte nos separe. Ahora, muchas parejas se casan porque es lo que se tiene que hacer o porque les apetece vivir ese momento, ser el centro de atención de amigos, conocidos y familiares.

Las bodas se están transformando en un método de recaudación para fines lucrativos. ¿Qué piensas cuando abres el buzón de tu casa y ves una invitación de boda? ¡Joder! ¡Otra multa! Hay bodas y bodas. Hay bodas que verdaderamente disfrutas con la pareja los meses previos. Son amigos, familiares, compañeros de trabajo con los que has vivido muchos momentos juntos. Hoy no quiero hablar de este tipo de bodas, para eso ya están las películas de Jennifer López.

Hoy quiero hablar de las bodas con fines recaudatorios, me refiero a las bodas de gente que llevas sin saber nada de ellos desde hace años o que ves 1-2 veces al año, por casualidad, y que de repente, sin saber cómo, siempre aparecen allá donde te encuentres para recordarte lo amigos que sois. Amigo, si estas viviendo este momento con alguna persona que lleva un tiempo ennoviado, te aviso: Una multa está en camino. No se por qué, seguro que no es intencionado, algunas parejas, cuando han decidido contraer matrimonio, parecen inspectores de trabajo visitando bares y pub en busca de viejos amigos para ocupar las mesas del banquete. Luego, cuando la boda toca a su fin, si te he visto no me acuerdo.

Cada uno, tiene su particular punto de vista de las bodas: a algunas personas les gusta acudir, otros se lo toman como una magnifica oportunidad para ligar, otros lo viven como el reencuentro de viejos amigos, algunos padres como un alivio porque por fin el hij@ se va de casa (sin saber que tal y como están las cosas, puede ganar un nuevo hij@). Una boda nunca deja indiferente a nadie, y rara vez consigue una valoración unánime, ya saben, el menú, la barra libre, los regalos, el sitio, la copa de espera…

Una boda tiene un sin fin de pequeños detalles que pueden provocar la ruptura previa de la pareja antes de darse el Si, quieroSin embargo, hay un detalle del que nunca se habla y creo que deberíamos de empezar a valorar, generar un debate entre los amigos tomando una cerveza bien fresquita: ¿Los novios tienen que devolver el regalo si se divorcian? No es ninguna tontería. Se suponen que un amig@ se casa una vez, no cada tres años. ¿Cuántas personas divorciadas conoces que vuelven a merodear por los bares como inspectores de trabajo para reactivar viejas amistades?

¿Un divorcio es la ruptura de un contrato de confianza entre novios e invitados? ¿Un invitado puede reclamar la devolución del regalo tras un divorcio? Todos conocemos alguna pareja que va camino del altar y cuya duración del matrimonio es una casa de apuestas. ¿Por qué no se piensa en los invitados cuando se organiza una boda? Esta claro que sin novios, no hay boda, pero sin invitados, la boda es un funeral (salvo que te cases en las Vegas. Allí, cualquier Elvis es tu mejor amigo ese día). ¿Qué sentido tiene una boda donde cada novio seguirá manteniendo su vida de solter@, alejado el uno del otro, en casas separadas, sin compartir un número de cuenta? Una boda representa la unión de dos personas, no es un recurso para juntar dinero y comprarte un coche. Al igual que sucede con otras figuras sociales, se está perdiendo el valor simbólico que representa la unión de una pareja en matrimonio. Si una pareja de novios no es capaz de cumplir el contrato que firmaron delante de todos los invitados, debe ser consecuente y devolver el regalo. Luego, en la demanda de divorcio, que el juez decida qué parte de la pareja debe devolver el dinero.

¿Por qué no se piensa en los invitados cuando se organiza una boda?

Summary
Si te divorcias, devuélveme el regalo
Article Name
Si te divorcias, devuélveme el regalo
Description
¿Por qué no se piensa en los invitados cuando se organiza una boda?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *