Inicio » Empresa » Habla como un líder

Habla como un líder

Resumen Master Class: Hablar como un líder

Resumen Master Class de Simon Lancaster con título “Hablar como un líder” en el canal de YouTube TEDxTalks.

El arte de la retórica

Escribir discursos debe de ser uno de los trabajos más raros del mundo. Las palabras no son tan importantes, importa cómo serán dichas. Existe un lenguaje secreto del liderazgo, un lenguaje secreto del liderazgo que solían enseñarnos en la escuela: retórica antigua. Era parte central del curriculum en la Roma antigua, parte del trivium. En Londres, durante el siglo XIX, era posible tener educación gratis en retórica; pero no en matemáticas, lo que refleja la importancia que se le puso al tema.

Hoy, enseñar retórica está restringido a algunos poderosos y privilegiados. El arte de la retórica se asienta en 6 pasos:

  1. Tres oraciones sin aliento: Tres oraciones sin aliento imitan una hiperventilación, tres oraciones sin aliento es el sonido del miedo, un miedo que se transmite a quién te escucha. Las tres oraciones sin aliento es una técnica cuyo origen data de la antigua Roma, lo llamaban Asíndeton. David Cameron, Barack Obama y Tony Blair suelen usar tres oraciones sin aliento cuando hablan en público. ¿Por qué tres oraciones? Porque es el número mágico en retórica. Una técnica que potencia el Asíndeton es el Tricolon, hacer sonar una parte peculiar del sistema digestivo, haciendo que las tres oraciones sin aliento suenen más llamativas, más convincentes, más creíbles.
  2. Tres oraciones repetitivas: Tres enunciados en los que el argumento de apertura se repite para comunicar una emoción. Cuando las cosas nos emocionan, nuestra perspectiva se distorsiona y eso se manifiesta en nuestro discurso, es el sonido de la pasión. Es una técnica muy usada por vendedores y comerciales.
  3. Tres frases de equilibrio: Arrebata a la gente al siguiente punto, el equilibrio de los enunciados. Si el enunciado suena como balanceado, imaginamos que el pensamiento subyacente está balanceado. El cerebro es afín a las cosas balanceadas, estamos hechos a la forma de enunciados, especialmente si generan una ilusión.
  4. La metáfora: La metáfora es la pieza más poderosa en la comunicación política. Nuestra forma de hablar esta plagada de metáforas. No podemos hablar mucho sin usar una metáfora. Las metáforas son usadas para dirigir gente hacia cosas o de hecho a que reculen. Usamos imágenes hermosas de gente, de amor, de familia, del sol para dirigir a la gente hacia cosas y usamos imágenes repulsivas, alimañas, monstruos, enfermedades, para hacer que la gente se retraiga. Todas ellas son mentira y nunca son cuestionadas. Sin embargo, tienen un fuerte impacto en cómo la gente se comporta y responde. Hay estudios que demuestran que nada genera más cambio que la metáfora en un pedazo de texto. La metáfora puede llevar a relaciones fundamentalmente diferentes en cuestiones que van entre si invertir o no en una compañía, si respaldar o no una política criminal,  e incluso si apoyar una guerra extranjera. La metáfora es capaz de incentivar o fomentar el lenguaje del odio. Hitler utilizaba la palabra víboras para referirse a los judíos. Los medios de comunicación no deberían de utilizar la metáfora para hablar de la gente más vulnerable del planeta. La metáfora es la gran mentira.
  5. Exageración: Cuando somos emocionales, nuestra perspectiva se distorsiona y se manifiesta en nuestro discurso. Los líderes hacen este tipo de cosas todo el tiempo. Puedes pensar que está fuera de contexto, pero la exageración forma parte de una conversación ordinaria.
  6. La rima: Hay estudios que muestran que es más probable que la gente crea cosas si riman, que si no riman. ¿Qué tan fácil se digiere el lenguaje? Si hablas usando frases y palabras largas, es como darle a alguien un filete y pedirle que te lo traiga. Aprendemos cosas a base de rimas desde la infancia. La rima son indicadores de la verdad en nuestra sociedad, por lo que a menudo se usan para ocultar falacias.

Estos seis consejos representan el arte de la retórica, estos seis consejos convierten los argumentos más absurdos, en argumentos que suenen plausible. La razón por la que solíamos aprender retórica en la escuela era porque era visto como algo básico para entrar a la sociedad. Deberíamos preocuparnos, la enseñanza de la retórica esta siendo acotada a una pequeña y poderosa élite. No se puede abandonar los grandes retos globales a una minoría. Si aprendes a hablar ya eres un líder.

La metáfora es la gran mentira

Summary
Hablar como un líder
Article Name
Hablar como un líder
Description
Resumen Master Class de Simon Lancaster con título "Hablar como un líder" en el canal de YouTube TEDxTalks
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *