Inicio » Liderazgo » ¿Cómo ser un visionario?

¿Cómo ser un visionario?

Resumen Master Class: ¿Cómo ser un visionario?

Resumen Master Class de Yokoi Kenji con título “¿Cómo ser un visionario?” en el canal de YouTube Impulsando al éxito.

La disciplina puede sanar muchas heridas del pasado

Si quieres conocer cómo funciona el motor de un país mira a las generaciones más jóvenes. La disciplina puede sanar muchas heridas del pasado.

La visión no nace desde lo más alto, a veces, la visión nace en un lugar cerrado, difícil, complejo, igual que cuando te enfrentas a un papel en blanco. Cuando empiezas a escribir sobre el papel en blanco aparece la creatividad. La creatividad va de la mano de la visión.

Cuando te sales de la hoja, cuando necesitas más espacio para plasmar lo que quieres, es cuando te empiezas a convertir en un líder. Si además de más hojas, necesitas la mesa, necesitas las paredes, eres un empresario. Si aún así, necesitas más espacio, es un éxito. Visión significa sobrepasar los límites.

Creer que lo que uno hace no tiene trascendencia alguna es una tragedia. Crecer pensando que uno es Picasso porque lo dice su madre también es un problema. Hay que buscar un equilibrio entre ambas opciones.

Un visionario es una persona que acepta los procesos. Sea cual sea tu visión, debes tener un proceso. Aquí reside el problema, no nos gustan los procesos, ni los factores. Nos gusta los milagros.

El primer paso que descubrimos cuando tenemos una visión sin procesos es el optimismo. Cuando el optimismo no sirve para alcanzar la visión aparece la motivación (el optimismo con música). Si el optimismo y la motivación falla, se recurre a la fe. La pereza te lleva a no seguir un proceso y depender de factores subjetivos para alcanzar la visión.

Para tener disciplina se requiere:

  1. Organización
  2. Limpieza
  3. Puntualidad

Si no puedes desprenderte de cosas que no usas desde hace seis meses, tu mente no va a poder deshacerse de conceptos para ser un profesional vanguardista, no se puede crecer si no se desprende de lo que no se usa. Un visionario es un provocador.

Hay que tener cuidado con la pedagogía del terror, no confundir con disciplina, bloquea la mente no genera creatividad, no permite desarrollar la visión porque la única imagen que se tiene es de miedo, terror. La pedagogía del terror puede durar hasta que las personas crecen y empiezan a perder el miedo a las consecuencias. La pedagogía de la manipulación no es conveniente alargarla en el tiempo, especialmente con los niños, porque pierde su efecto con el uso.

Al final, el único modo para convencer a alguien a hacer algo, es mediante la provocación, la enseñanza de una visión, hacer las cosas bien porque es bueno, no por manipulación, miedo o recompensa. Hacer las cosas bien debería ser un principio esencial en cada persona. Las ventas son provocación, no asustar, ni engañar.

Un visionario acepta que la vida no es Dios, la vida está llena de fracasos. Igual que existen los fracasos, están las mismas veces que uno se levanta para continuar. No hay que confundir la vida con Dios. La victoria o la derrota no depende de Dios, depende de ti. No puedes utilizar a Dios como excusa para justificar tus fracasos. Un visionario sabe que antes de cumplir su visión va a sufrir mucho. Generalmente, no se triunfa a la primera. Antes de triunfar tienes que aprender el valor de perder.

No tener miedo a fracasar es vital en un visionario. Es importante entrenar la actitud para enfrentarse a ellos. El éxito es una montaña de fracasos. Tomar decisiones apresuradas en épocas de crisis es peligroso.

¿En que se parece un creyente a un fanático? En que ambos creen que lo saben todo y que no se pueden equivocar. No se puede saber todo, es algo imposible. Tienes que presentar una actitud siempre dispuesta a aprender, a poner en duda aquello que se da por hecho.

Un visionario no tiene miedo a equivocarse. Un visionario, en momentos de crisis, guarda silencio y no toma decisiones apresuradas, no prejuzga, analiza y piensa antes de actuar. Hay gente que se mueve mucho pero avanza poco. Ninguna noticia es grave si no nos paramos a analizarla. A un niño se le puede sacar el concepto de miseria como empresa.

La dignidad genera inversión. Un visionario guarda silencio, no externaliza lo mal que lo está pasando por dentro. Nadie sabe si detrás de una crisis se oculta múltiples victorias.

Hay gente que se mueve mucho pero avanza poco

Summary
¿Cómo ser un visionario?
Article Name
¿Cómo ser un visionario?
Description
Resumen Master Class de Yokoi Kenji con título "¿Cómo ser un visionario?" en el canal de YouTube Yokoi Kenji
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *