Inicio » Desarrollo personal » El poder de los niños

El poder de los niños

El poder de los niños

Es curioso, pero cada vez que pasas un rato con un niño, los problemas desaparecen como arte de magia. No se cómo lo hacen, desconozco si transmiten la alegría y la inocencia por la vida como un virus que se expande por el aire y que rejuvenece las células dormidas.

Los nietos son capaces de alargar la vida de sus abuelos. Los nietos son capaces de dar sentido a la vida cuando crees que eres un estorbo. Delante de los niños está prohibido hablar de problemas o cosas que puedan hacerles daño.

Los niños son esponjas, capaces de absolver lo bueno y lo malo que le rodea. Es por ello, que se protegen, se trata de alargar el enfrentamiento con la realidad. Viven en el mundo de Disney, un mundo mágico, una ilusión que debe conservarse por encima de todas las cosas dentro del seno familiar.

Da igual si eres padre, abuelo o tío, un niño es capaz de recuperar la ilusión perdida por cosas que pensabas que ya no tenían importancia. Un niño hace que vuelvas a creer en los reyes magos. Un niño consigue que vuelvas a disfrazarte. Un niño es capaz de llevar a su padre ateo a ver y disfrutar de una procesión en Semana Santa, no por motivos religiosos, sino por contemplar la cara de ilusión de su hijo mientras ve el paso procesionar por las calles.

Nada hay más estimulante que la sonrisa y el cariño de un niño. Es sincero, es real, carece de falsedad. Puedes preparar una mentira durante una semana que al final todo saldrá mal si le haces al niño la pregunta adecuada.

Si buscas en Google remedios contra la depresión te aparecen millones de resultados. Los hay más caros y más baratos, dependen del bolsillo de cada uno: viajes a Tailandia, la India, cremas, cereales milenarios, yoga, cursos a distancia, presenciales, consultas con psicólogos, coach, psiquiatras, aduladores, avispados… Es imposible hacer una lista con los remedios contra la depresión que oferta Internet. ¿Son efectivos los remedios contra la depresión ofertados? Depende de cada uno. Muchas veces es suficiente con cambiar el foco, cambiar una expresión mental negativa por una positiva. La programación neurolinguistica es una técnica que recomiendo personalmente. Yo la suelo utilizar a menudo conmigo mismo.

De todos los remedios contra la depresión que se publican en Internet, nunca he leído uno que diga: JUEGA MÁS CON TU HIJO. Nos excusamos en la falta de tiempo, a veces es cierto, otras vamos por la vida en modo automático. Un niño siempre quiere jugar, es el mejor método de aprendizaje que tienen. Da igual qué juego sea, como te ganas su atención no se te despegará hasta que se canse y caiga rendido, situación que con el paso de los años cuesta más aguantar el tipo.

Dedica más tiempo a las cosas importantes. Juega con tu hijo, juega con tu sobrino, juega con tu nieto. No lo hagas por él, que también, hazlo por ti para mejorar tu desarrollo personal y luchar contra la depresión y este mundo loco que vive en modo virtual olvidando lo bueno y bello que tiene a su alrededor.

Recupera la ilusión perdida

Summary
El poder de los niños
Article Name
El poder de los niños
Description
Recupera la ilusión perdida
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *