Inicio » Marketing » Busco a Jacks

Busco a Jacks

Busco a Jacks

¿He logrado captar tu atención? Esta era mi intención. Las fotografías eróticas, acompañadas con un titular sugerente, siempre consiguen llamar la atención. No importa si vendes páginas web, servicios de consultoria o productos eróticos.

Es curioso, pero en el mundo del marketing, especialmente en el sector digital, empiezo a ver fachadas tipo, las cuales, funcionan muy bien para llamar la atención y anunciar cualquier cosa. Algunas aportan contenido interesante, otras quieren venderte algún producto, las más comunes son enlaces que te remiten a una página cargada de publicidad y dos líneas que repiten la frase con la que has picado el anzuelo.

El Big Data y la neurociencia están desmontando innumerables mitos sobre los principios del marketing. La razón nada tiene que hacer frente a la emoción y los instintos. Las agencias de publicidad son conscientes que las encuestas no muestran información verídica. Los casos más claros los estamos viendo en cada una de las elecciones que se están produciendo por el mundo. No entiendo por qué los gobiernos y los partidos se gastan tanto dinero en estas empresas, creo que sería más interesante hablar con Google y Facebook directamente.

Gracias al Big Data y a los estudios de neurociencia sabemos que el hombre ve pornografía (esto no es nada nuevo) y que la mujer LEE mucha pornografía (dato que quizás algunos desconocían). El sexo es una de las herramientas más utilizadas en el mundo del marketing. Si se utiliza bien, la campaña multiplica los objetivos. Si se utiliza mal, puede que tengas que retirar la campaña, por la contracampaña realizada por algún grupo que se haya sentido agredido al verla, y perder el dinero invertido.

Cuando escribo sobre algo relacionado con el sexo, su impacto directo es poco visible, mientras que su impacto indirecto es brutal. El impacto directo son ME GUSTA, Retuit y veces compartido. El impacto indirecto son las visitas al blog. Quien me suele leer, sabe que hablo de sexo como algo natural. No creo que haya que esconderse.

El sexo es importante en las relaciones de pareja. El sexo es la mejor terapia contra el estrés y la ansiedad. El sexo te activa, te vuelve más enérgico. No hay nada como el sexo para hacer que una persona haga cualquier estupidez como estar diez horas montado en un autobús, pasar un rato con la persona que te ha motivado a darte tal paliza y volver por donde has venido con otras diez horas de autobús.

El sexo es un arma poderosa. No solo a nivel publicitario, fíjate en Paris, su obsesión con Helena provoco la Guerra de Troya, una de las guerras más legendarias de la historia antigua. Los casos recientes más sonados fueron los de Monica Lewisky y Bill Clinton (la mancha del vestido era una prueba irrefutable) y las del ex-presidente del FMI Dominique Strauss-Kahn por tener la mano muy larga. Hay otros dos casos, quizás menos conocidos, uno tiene como protagonista a la responsable del PODEMOS en Andalucía, Teresa Rodriguez, y otro, que estoy buscando más información para escribir un próximo artículo, un chino al que estafaron varios millones por querer acostarse con Megan Fox.

El sexo es un arma peligrosa. Igual de peligrosa que si se trata como un tema tabú. Bloquear y anular los instintos sexuales de una persona puede degenerar en innumerables problemas psicológicos permanentes.

Con esto no quiero decir, ni animar, la poligamia y hazlo donde sea. Últimamente, las noches de feria ofrecen multitud de porno en vivo en mitad de las calles. ¡Qué difícil tiene que ser hacerlo con el traje largo de gitana puesto!

Insinuar es más sensual que mostrar la desnudez al completo. Este es otro truco que he aprendido con los años trabajando en diferentes proyectos de marketing. Si le das todo al usuario desde el primer momento, la tensión por querer saber más desaparece. Es como una paja, sacia, pero se olvida. En cambio, si muestras un poco y permites dar rienda suelta a la imaginación, fantasear que habrá después, consigues un efecto mágico del que cuesta desengancharte. Se produce una conexión invisible entre la historia, ese momento y tú. Una mujer en biquini consigue más impacto, y es más sugerente, que una mujer desnuda. Una mujer vestida con un mono de látex, despierta más instintos que la misma mujer desnuda.

¿Recuerdas el anuncio de busco a Jacqs? 

Summary
Busco a Jacks
Article Name
Busco a Jacks
Description
Trucos que nunca fallan
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *