Inicio » Actualidad » Ideología de género: ¿Igualdad o desigualdad?

Ideología de género: ¿Igualdad o desigualdad?

Ideología de género: ¿Igualdad o desigualdad?

Hace un rato me ha llegado vía Facebook un vídeo con título “un corto se burla de la ideología de género en la escuela da (adjunto enlace al final del artículo). El vídeo es una parodia de la realidad, igual que hacen los Morancos con su nueva faceta musical para reivindicar cosas de sentido común que todos pensamos.

El humor siempre es la mejor fórmula para criticar la injusticia y la estupidez humana. ¿Por qué hacemos esto? No lo se, será porque lo hacen todos. Nos dejamos arrastrar por grupos reducidos que saben cómo hacer mucho ruido. Luego, cuesta mucho frenarlos, juegan con el chantaje emocional. Ese mismo chantaje emocional es el que se critica en este vídeo hacia la ideología de género. Un nuevo boom donde más de uno se debe de estar frotando las manos por el beneficio que le esta reportando. Después de la implantación de Ley de prevención de riesgos laborales y la Ley de Protección de Datos, la ideología de género es el tercer sector que no sirve de nada, mueve mucho dinero y te pone de mala leche si no eres políticamente correcto.

Una fábrica nunca puede garantizar la seguridad plena, al igual que una madre con su hijo. Cualquier medida de seguridad siempre es bien recibida, especialmente si puede salvar vidas. Distinto es que para una asesoría fiscal de tres trabajadores se exija el mismo papeleo que para una fábrica (empresarios, abran sus libros de Prevención y comprueben que no les han vendido un copia y pega). Eso no es seguridad, es tocar los cojones haciendo rico a algunos por el camino. Ni que decir tiene la Ley de Protección de Datos. Al paso que va, en vez de prohibir que los comerciales de Jazztel te llamen a las tres de la tarde y a las nueve de la noche a casa, vas a tener que rellenar un formulario cada vez que quieras contestar a un posible cliente que te pide información por Facebook.

La ideología de género es otro sector en auge al que si te quieres subir al carro llegas tarde. El mercado comienza a estar saturado de expertos en ideología de género. Pero, ¿qué es la ideología de género? ¿Contar con los mejores sin mirar sexo, raza, ni nacionalidad? No, el vídeo lo explica muy clarito, significa diferenciar, señalar, dividir a las personas en grupos para poder justificar que tienes que ascender, contratar o seleccionar a alguien por una única cualidad, es decir, pertenecer a un determinado grupo, no por tus habilidades personales.

De nada sirven tus estudios, si sabes hablar tres idiomas, si escribes mil palabras por minuto o cuentas con doscientos mil seguidores reales en tu cuenta de Twitter. Como se presente alguien con una diferenciación, no tienes nada que hacer. ¿Por qué a una mujer “maltratada” (etiqueta) de 25 años se le regala la matricula de universidad y a un universitario con una media de 8 no? ¿Por qué si eres una mujer maltratada tienes más derechos que una madre viuda con cinco hijos?

Existen casos y casos. Las palizas tienen su nombre propio: delito de lesiones. Cuando alguien mata a su pareja se llama asesinato. No era necesario crear nuevas figuras jurídicas para justificar la enorme cantidad de recursos que se están gastando para bombardear continuamente a la sociedad. La Ley de la Cárcel es muy clara en estos casos. Considero que es más efectivo invertir ese dinero en educación y medios técnicos a cuerpos de seguridad y tribunales de justicia. ¿Por qué si un hombre pega a una mujer es más grave que si una mujer pega a su padre? ¿Alguien puede explicarme la diferencia de género que existe entre una situación y otra. Yo no la veo, pero algunos la llaman discriminación positiva.

Justificamos lo injustificable. Ponemos la zancadilla a la persona que sobresale para que siga inmerso en la mediocridad porque todos tenemos que ser iguales, ni mucho ni poco, iguales y punto. Todos un cinco, incluso para el que no ha estudiado, ni se ha presentado al examen. La nota se obtiene sumando la de todos y se divide entre el número de alumnos en la clase. Y si te quejas, eres un machista, homófobo… y el largo etcétera. ¿No piensas igual que yo? fascista. Da igual quien tenga razón, lo único que importa es imponer tu opinión sobre los demás.

Soy de los que opina que el buenismo, la falta de disciplina, no inculcar la cultura del esfuerzo, está cultivando un germen negativo que florecerá dentro de unos años. Cuando un profesor le quita el móvil a un alumno y el alumno se va al juzgado a denunciarle, algo no funciona bien. Seamos tolerantes, el niño no puede sufrir, puede ocasionarle un trauma permanente saber que ha suspendido un examen. Luego, cuando ese niño tenga que afrontar la realidad de la vida, inventaremos un trabajo ficticio para que no sufra el rechazo en una entrevista de trabajo.

Cada caso requiere analizarlo en su contexto, no por reglas generales, menos aún por la falsa presión mediática que pueden generar las redes sociales. Las redes sociales no es el mundo real, por desgracia para algunos (especialmente en elecciones), las redes sociales solo son una herramienta para comunicar. La violencia solo se puede combatir con respeto y educación, no a través de un curso de diez horas obligatorio. Actuar precipitadamente, dejarse llevar por las emociones a flor de piel, puede conllevar a ejecutar la peor decisión que puedas tomar por culpa de un calentón.

Summary
Ideología de género: ¿Igualdad o desigualdad?
Article Name
Ideología de género: ¿Igualdad o desigualdad?
Description
La violencia se combate con el respeto y la educación
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *