Inicio » Empresa » Despierta tú talento

Despierta tú talento

Despierta tú talento: ¿Por qué las personas no descubren su talento?

Despierta tú talento. Es hora de despertar, dejar de mirar a un lado y rezar para que la Santa Madre Estado resuelva tus problemas. Despierta tú talento. Tú y solo tú, sabes que es lo que se te da bien. Despierta tú talento. Las excusas no dan de comer, no sirve para mantener a una familia. Despierta tú talento. Hazlo por ti, no por el reconocimiento social, ni por el que dirán, tómatelo como una cuestión personal.

Tal y como dice Juan Carlos Cubeiro en sus libros, blog y conferencias, estamos entrando en la Era del talentismo, donde el principal valor es el talento, por encima del dinero (eje principal del capitalismo). Vivimos tiempos turbulentos, inciertos, donde lo aprendido en el pasado no puede entenderse en su conjunto como experiencia para abordar el futuro. Por mucho que insistan algunos, nadie sabe que sucederá el año que viene. Que se lo pregunten a ingleses y americanos.

Nadie le ha robado la varita mágica a Harry Potter. Ningún gurú se ha aliado con Volemort a cambio de revelarle el destino de la empleabilidad, esclavizando a los trabajares para hacer más ricos a los directivos. Esto es un cuento de adultos que utilizan algunos políticos para seguir viviendo del cuento. Ayer leí un artículo muy interesante en el periódico El Confidencial con título “El gran error de la izquierda (y del PSOE y Podemos)” de Esteban Hernández. El artículo presenta el principal problema de estos dos partidos políticos: la rigidez y la falta de flexibilidad. O me coges el paquete completo o no eres de los míos. O me defiendes a capa y espada o eres un falso. En la vida, como en la política, y en la empresa, nada es blanco o negro. Siempre existe una gama de grises entre uno y otro extremo.

Este mismo problema, la rigidez y la falta de flexibilidad, son problemas muy presentes en las empresas y en los propios trabajadores. La culpa de la escasez de talento no la tienen solo los directivos de una empresa por no fomentarlo, también tiene su parte de culpa el trabajador por no esforzarse en averiguar qué se le da bien.

Voy a poner como ejemplo una conversación que he tenido esta semana hablando con una persona sobre la nueva empresa donde trabajo, Jot Down. Hablábamos sobre contenido y blog. Dedico a escribir en el blog una media de hora y media al día, desde hace más de 3 años. Hoy, puedo decir que estoy cerca de sobrepasar las 7.000 visitas de tráfico orgánico mensuales. La cantidad es pequeña, pero no tengo prisa. El talento es como la buena comida, se cocina a fuego lento. Hay que disfrutar del camino, ser comprometido con lo que uno cree y adoptar el sistema de la hormiga, ladrillo a ladrillo, paso a paso, para lograr grandes metas. Si no estas dispuesto a sacrificarte por algo que te gusta, incluido fines de semana, vacaciones y días que es mejor olvidar, es mejor no empezar algo. Si no estas dispuesto a dedicar una hora diaria a tú blog, es mejor no empezar. Dedícate a leer, es igual de fructífero y requiere menos esfuerzo.

El talento es una llama que te quema por dentro. Yo, si no escribo un día, siento como que algo dentro de mí comienza a quemarse, incrementándose el dolor con el paso de los días. El talento no entiende de prisas, ni decisiones precipitadas. Varias son las editoriales que se han puesto en contacto conmigo para proponerme publicar con ellos mis libros de empresa y novelas, algunas de manera gratuita, otras pagando. Quitando una última conversación la semana pasada, cuya respuesta estoy a la espera, rechacé la proposición, no porque no confiara en ellas, claro que creo en la buena intención de las personas. De lo que desconfío es de la ausencia de un plan estratégico para actuar. El talento es acción. El talento es caminar día a día, igual que sucede con un libro. Un libro no se puede coger, preparar, incluirlo en un catálogo y esperar a ver si los demás se dan cuentan de su existencia. El éxito de un libro requiere los mismos elementos que cualquier otro talento, disciplina, constancia, compromiso y contexto.

Si estás dispuesto a descubrir tú talento, tienes que estás dispuesto a comprometerte, aceptar críticas, no ver resultados a corto plazo. De lo contrario, es mejor vivir en la ignorancia, la otra vía solo te llevara a la resignación y a la frustración.

Summary
Despierta tú talento
Article Name
Despierta tú talento
Description
¿Por qué las personas no descubren su talento?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de marketing de contenidos. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como representante de la marca Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *