Inicio » Marketing » Si no sabes ligar, no sabes de marketing

Si no sabes ligar, no sabes de marketing

Si no sabes ligar, no sabes de marketing

Si no sabes ligar, no sabes de marketing. Así de claro. El marketing es la conquista continúa de clientes. La diferencia radica en que no buscas sexo, buscas dinero, aunque much@s busquen ambas cosas. ¿Qué sucede si te acercas de manera automática a todas las chicas de un pub con la misma frase que has preparado mirándote en el espejo? Nada, absolutamente nada. Los libros de seducción comentan que entres con un insulto elegante (ejemplo: que feo traes el pelo hoy), para acto seguido realizar un halago (ejemplo: pero que bien te queda). Es lo que se conoce como dar una de cal y otra de arena.

Ligamos de manera automática. Da igual si eres rubia, morena, china, americana, estudias o trabajas. La frase de entrada va a ser siempre la misma para todas. La estadística dice que alguna caerá, y si no, a beber más copas y a bajar el listón.

Hemos llegado a un punto donde se liga por cantidad, no por calidad. El único objetivo de muchos es poder decir al día siguiente en la oficina que se fue con una chica a la cama. –No cuento los detalles por respeto–. ¿Perdona? ¡¡ESO ES MENTIRA!! ¿El tipo que se tira día tras día recordando los detalles de cuando se ligo a una modelo borracha por error, hace seis años, no cuenta nada? Estas pensando lo mismo que yo, era un orco de las cavernas que se aprovechó de él. Él no se la ligo, ella lo utilizó a modo de consolador.

Con el marketing está sucediendo algo parecido. Las empresas parecen que solo quieren centrarse en la cantidad, no en la calidad. No les importa que sus artículos de blog sean leídos, importa decir que tienen más de 10.000 seguidores. No les importa vender bragas a los hombres, el cliente adivinará por sí mismo para que le sirve las bragas de su abuela.

Así está el mundo del marketing actualmente. Pones la TV y ves multitud de anuncios sin sentido, especialmente los de banca. Si al final del mismo no dicen el nombre de la empresa que ha pagado el anuncio, te quedas  diciendo quién es el tonto que ha pagado por esto (da igual, lo piensas igualmente).

Los departamentos de marketing han olvidado seducir, coquetear con el cliente, realizar un camino de caramelos rellenos de chocolate para que el cliente vaya saboreando la marca poco a poco, descubriéndola lentamente, como el buen sexo.

Ya solo queremos desnudarnos, meterla, 20 segundos de ejercicio y a otra cosa. Esto no es amor, ni es marketing, es el tipo coñazo que se cree gracioso llamando a tú puerta para estudiarte la factura del móvil o de la luz para hacerte una rebaja. ¿Es que no quieres ahorrar dinero?  No quiero aguantarte, pedazo de gilipollas.

Esto es lo que piensan la mayoría de personas cuando contacta una empresa con ella. Nos hemos dedicado a contaminar todo con exceso de información. Ya no sabemos distinguir lo bueno de lo malo, lo real de lo falso. Si lo sabes, ¿por qué lo sigues haciendo? Sal de la oficina, recuerda tú época estudiantil y vuelve a idealizar con esa chica para buscar mil y una formas para robarle una sonrisa. Esto señores es el auténtico marketing.

Reto aceptado

Summary
Si no sabes ligar, no sabes de marketing
Article Name
Si no sabes ligar, no sabes de marketing
Description
Reto aceptado
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

2 Comments

  1. Flor Peña dice:

    Excelente, ¡opino lo mismo! Un buen seductor siempre puede ser un gran vendedor.

    La autenticidad es clave, y el saber diferenciarse del resto.

    Un abrazo

    Flor 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *