Inicio » Empresa » Lecciones de El Padrino

Lecciones de El Padrino

Lecciones de El padrino: ¿Qué se puede aprender de Don Vito Corleone?

La película El Padrino permite un análisis desde diferentes puntos de vista, no solo a nivel familiar y organización de la Mafia, también a nivel empresarial. Si has leído un poco sobre los acontecimientos precedentes al rodaje de la película de El Padrino, sabrás que no fue un camino de rosas. No solo a nivel de producción, las mismas familias mafiosas de la época estaban en contra del rodaje hasta que vieron la película. El Padrino tuvo un impacto tan brutal en la sociedad, que hasta las propias familias mafiosas comenzaron a comportarse como Don Vito Corleone.

¿Qué se puede aprender de Don Vito Corleone?

  1. El grupo está por encima del individualismo: Don Vito Corleone es consciente que en grupo se llega más lejos que solo. Trata de ser justo y dar a cada uno su parte según valores, capacidades y trabajo. La figura de Don Vito Corleone es la de un líder capacitado para gestionar egos, vanidades y deseos de poder. Es un apagafuegos. Incluso cuando atentan contra su propia vida es el encargado de poner fin a la guerra entre las diferentes familias.
  2. No todo vale: Don Vito Corleone mira siempre al largo plazo, con otro ojo atento al corto plazo. Su renuncia al mundo de las drogas es una declaración de intenciones. Es un negocio rentable, quizás el más rentable de la época, pero no está bien visto. El posicionamiento es más importante que la rentabilidad. Don Vito Corleone sabe que mantener los contactos en política, jueces y fiscales es más importante que multiplicar por diez la cuenta de resultados durante los próximos años con un negocio de dudosa reputación. Puede que el negocio genere mucha riqueza rápidamente, pero la misma tenderá a desaparecer con la misma velocidad.
  3. La palabra de uno es más fuerte que cualquier contrato: Vivimos una época donde la mentira se está estandarizando en todos y cada una una de las facetas de la vida (política, administración, televisión, negocios, familia, amistad, pareja…). Ya nadie se fía de nadie. Solo vale triunfar a cualquier precio. La mentira es el camino más corto para tener reconocimiento, no para alcanzar el éxito. El éxito es una carrera de fondo, el reconocimiento un estado temporal (hoy puedes estar en la cima y mañana nadie se acuerda de ti).
  4. No se pierden las formas: Sentado a la mesa, negociando un acuerdo o hablando con un desconocido en la calle, la educación se mantiene, no se sube la voz, ni se muestra ningún gesto de desprecio. Si el negocio no te gusta, no lo exteriorizas. Si crees que te están engañando, no lo exteriorizas. Si vas a conseguir una victoria aplastante, no lo exteriorizas. Mantienes una compostura diplomática donde es imposible adivinar que estás pensando. Tus actos hablan por ti, no tus palabras. Últimamente nos estamos acostumbrando a ver personas que hablan mucho y hacen muy poco.
  5. El respeto se gana con disciplina, trabajo duro y constancia: La vida de Don Vito Corleone es un ejemplo de superación. Su fortuna se la gano a base de sangre, sudor y lágrimas. Comenzó con negocios turbios, pero su obsesión fue siempre limpiar el nombre de la familia. Hoy despreciamos la palabra respeto que es sinónimo de experiencia. Desvaloramos a las personas mayores, las consideramos un estorbo. Las empresas tratan a las personas mayores como una epidemia de peste que hay que exterminar. ¿Cómo se puede conseguir el respeto sin experiencia? El respeto requiere muchísimos años de duro trabajo, disciplina y constancia. Hablar es fácil, tener capacidad para resolver problemas es otra cosa bien distinta. Don Vito Corleone no es partidario de largos discursos, ni de dar lecciones de moralidad, pero cuando dice una palabra todos callan y escuchan, eso es la máxima representación del respeto.

El éxito es una carrera de fondo, el reconocimiento un estado temporal

Summary
Lecciones de El Padrino
Article Name
Lecciones de El Padrino
Description
¿Qué se puede aprender de Don Vito Corleone?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *