Inicio » Novelas » Micrófono Abierto » Capítulo 20.- Micrófono abierto: Fichaje de última hora

Capítulo 20.- Micrófono abierto: Fichaje de última hora

Micrófono Abierto: Fichaje de última hora

La primera semana de trabajo pasó rápida, estuve encerrado con la banda en el estudio de grabación. No sabía nada de Susan. El jefazo se encargaba personalmente de su agenda. En pocos días, se convirtió en la nueva imagen de un perfume y una línea cosmética de Chanel con la canción Camino empedrado de fondo.

Desconocía el beneficio reportado al jefazo por estos trabajos, no así los bruscos cambios de humor de Ignacio. Le preguntaba habitualmente cómo se encontraba. Aunque ya supiera de antemano la respuesta, mi única intención era tener noticias de ella.

Desde que se fue del apartamento a recorrer el mundo, pasaba las horas encerrado en el estudio para matar el tiempo. Andrea no era Susan. Cada noche, después de cenar, hacia el amor con Andrea pensando en ella.

La presión y la necesidad de tener alguna noticia de ella desencadenó de madrugada la letra de Lejos de ti. Al día siguiente se la presenté al grupo, la aceptaron de muy buen grado. Elton se encargó de los arreglos antes de cederla para un anuncio de Susan con la firma Mango.

Cada miembro del grupo recibió una copia del dossier en el apartamento. Ninguno puso objeción. Ellos cobraban por practicar su hobby, practicarlo en un estudio o en un escenario era indiferente.

Sí nos ponía de mal humor las continuas interrupciones de las trabajadoras del departamento de imagen personal. Aparecían con decenas de prendas que mostraban y suplicaban que nos pusiéramos, previa pelea garantizada a cada breve sesión fotográfica. A mediados de semana, Michael estalló, amenazó con lanzarle el bajo si volvían a molestar durante los ensayos.

Como representante del grupo, medié con el departamento, diseñamos un nuevo protocolo de actuación. Pactamos dejar las prendas en los apartamentos. El grupo se comprometía a echar un vistazo y sacar de las cajas aquellas prendas acordes con su personalidad. Las prendas desechadas se recogerían a la mañana siguiente para colocar otras nuevas en la caja.

El trabajo de las personal shopper fueron dando frutos. Sin darnos cuenta, acudíamos al estudio con la ropa seleccionada. Alex, por poner un ejemplo, visitaba con asiduidad el departamento de imagen personal para pedir consejo sobre cómo combinar colores y prendas, especialmente chalecos y collares. Otro de los motivos por los que acudía era por la cantidad de modelos que el jefazo había contratado especialmente para nosotros. Alex sentía admiración por su jefe, le regalaba el cielo en vida.

Por contrato, el primer disco estaría compuesto por doce canciones. Teníamos diecinueve. El jefazo visitó el estudio de grabación el día anterior a la fecha límite de entrega. Uno a uno, nos fue felicitando por el trabajo. A todos, menos a mí.

–Os pido un último favor antes de cerrar el disco y centrarnos en preparar la gira. Necesitamos una canción pegadiza para un nuevo anuncio. Susan será la imagen de un nuevo deportivo de Mercedes, diseñado exclusivamente para triunfadores. Cada uno de vosotros recibiréis uno. Será el coche oficial para acudir a presentaciones y fiestas cuando la Fase 2 se ponga en marcha. –Todos celebramos tener un segundo deportivo en el garaje–. También se ha producido una nueva incorporación al proyecto, la hermana de Susan, Lucía. Es algo recatada. Va por ti, Alex –le avisó el jefazo señalándole con el dedo–, esta no se puede tocar. Para eso ya tienes el departamento de imagen personal.

–¿Lucía? –escupí sin pensar.

–Parece ser que a los ejecutivos de Chanel les ha impresionado la inocencia de Lucía. Según un alto directivo, posee la misma silueta y rasgos faciales que su hermana.

El jefazo se marchó del estudio después de dictar los deberes. No me gustaba la decisión tomada a mis espaldas. ¿Lucía? Rápidamente me vino a la cabeza el nombre del apartamento que Susan exigió incluir en su contrato: Doña Lucía.

¿Qué papel desempeña la hermana en la vida de Susan? ¿Era su protectora? ¿Su confesora? ¿Una persona de confianza? ¿Por qué me cambió por ella para ir a Nueva York? Algo se me escapaba, algo cuyo objetivo se gestó cuando miraba hacia otro lado. Ingenuamente, pensé que controlaba todos los frentes. La realidad es que era una mera marioneta al servicio de un fin mayor.

Capítulo 21.- Micrófono Abierto: Campos de Castilla

Summary
Capítulo 20.- Micrófono abierto: Fichaje de última hora
Article Name
Capítulo 20.- Micrófono abierto: Fichaje de última hora
Description
La lucha de tres hombres por conquistar a una mujer convierte la creación de un grupo de música en el negocio más rentable y exitoso de la industria discográfica
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *