Inicio » Novelas » Micrófono Abierto » Capítulo 7.- Micrófono Abierto: Life

Capítulo 7.- Micrófono Abierto: Life

Micrófono Abierto: Life

Los primeros rayos de sol me despertaron de un plácido sueño. Mis desayunos eran rápidos. Me serví el culo de la botella para empezar el día con energía. Con el estómago lleno, la erección de la mañana continuaba firme y dispuesta. Una visita relámpago al baño domó a la bestia, la retornó a su estado natural.

Como no tenía nada que hacer, decidí salir a estirar las piernas por el paseo marítimo. A la altura de la punta de Torremolinos me detuve a meditar sentado en una de las rocas.

Un pescador me saludó con su gorra: –Esta vista te da la vida. –Respondí con una mueca.

¿Qué me da la vida? ¿Quién puede responder a esa pregunta? Pregunta a pregunta hilaba inconscientemente. Primero, una pregunta con otra. Después, una línea con la siguiente. Cerraba el primer párrafo. Encontré un posible estribillo. Un posible final. Un segundo párrafo definitivo. El estribillo, una primera parte. Una segunda. Un todo. Una poesía. Una canción. Un bombazo. Un éxito.

Lástima que no tuviera voz para cantarla. Mis limitaciones me frenaban. Necesitaba un título corto e impactante. Es mi forma de ver la vida. La que veo a través de mis ojos, de mis oídos. Es aquello que puedo tocar, palpar, sentir. Será: Life.

Me levanté de la roca agradeciendo al pescador la inspiración. Él se me acercó y me regaló dos buenas doradas. No daba crédito a su generosidad. Quizás sea cierto el dicho  quien menos tiene, es quien más da. Medité sobre el tema volviendo al apartamento.

Guardé las doradas en el frigorífico, descolgué la vieja guitarra flamenca de mi padre y salí a la terraza. Silbé las primeras notas. El primer borrador estuvo listo a media mañana para ser terminado en el estudio de grabación.

Susan salió a la terraza a tomar aire fresco cerca de la hora de comer. Le gustó la postal que visualizó: guitarra, botella vacía, cenicero lleno de colillas y una cuartilla guarreada.

–¿Es tuya? Me gusta. Tócala. ­­–¿Qué pensar de la actitud de Susan? No preguntaba nada sobre su rescate. Me trataba como si me conociera de toda la vida.

–¿Cómo puedes fiarte de mí?

–Conoces a Ignacio. Para mí es suficiente. –Olvidé el trabajo. Mucho curro y poco tiempo para solucionar el problema. Necesitaba hablar urgentemente con el jefazo.

–Tengo que volver a Madrid. Te quedarás aquí unos días hasta que solucione lo tuyo con el indio.

–Lo que tú digas, papi. Pero, ¿con qué voy a sobrevivir? No tengo dinero y no sé cocinar.

–Sé discreta. –Le entregué varios billetes de cien euros–. No llames la atención, ni llames a nadie. Hay mucho dinero en juego.

–Haré lo que me dé la gana –me replicó contando los billetes–. ¿No te ibas?

Susan era diferente a como la imaginaba. Era obstinada, protestona y prepotente. Sin embargo, al mismo tiempo, tenía algo especial que me hacía vulnerable, un aura que me hipnotizaba para bailar al son que ella marcara. Mi estado de ánimo se describía en dos palabras: frustración y desánimo. Llamé al jefazo para fijar una reunión. Quedamos en vernos para cenar.

Capítulo 8.- Micrófono Abierto: El contrato

Summary
Capítulo 7.- Micrófono Abierto: Life
Article Name
Capítulo 7.- Micrófono Abierto: Life
Description
La lucha de tres hombres por conquistar a una mujer convierte la creación de un grupo de música en el negocio más rentable y exitoso de la industria discográfica
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *