Inicio » Desarrollo personal » La ciencia de la belleza

La ciencia de la belleza

Resumen Master Class: La ciencia de la belleza

Resumen Master Class de Eduard Punset y Nancy Etcoff con título “La ciencia de la belleza” en el programa Redes.

Nadie necesita lecciones de belleza, incluso los bebes saben reconocerlaNancy Etcoff

Durante mucho tiempo predominó la idea de que la expresiones faciales, las emociones, eran aprendidas culturalmente. En las últimas décadas, se ha descubierto lo opuesto, expresar emociones es innato y universal.

Algo similar a lo que a sucedido con la percepción de la belleza. Apreciar la belleza no depende tanto de los cánones sociales establecidos, sino de la biología. La belleza es universal y, en definitiva, sirve para publicitar nuestra salud y fertilidad.

Hay gente que dice que la belleza femenina ha perjudicado a las mujeres. Otros, sin embargo, dicen todo lo contrario, que la mujer no hubiera progresado tanto sino se hubiera preocupado de la belleza.

No hay que renunciar a la belleza. Se habla mucho de la Industria de la belleza, pero solo juega con lo que ya esta dentro de nosotros: el deseo de ser bello, el deseo de encontrar la belleza en los demás. Al fin y al cabo, al final todo se reduce al amor y a la aceptación. La belleza, en todas las etapas de la vida, es algo que de alguna manera nos ayuda a sobrevivir.

Solemos percatarnos de una cara atractiva de forma automática. Los niños, desde pequeños, son muy sensibles a la belleza. Hay estudios que demuestran que madres, con bebes más guapos, suelen tenerlos más en brazos, acariciarlos, mirarlos y hablarles. La belleza, evolutivamente, esta relacionada con la salud.

Somos predominantemente visuales, siendo el atractivo y la capacidad de gustar también factores propios de la belleza. Nuestra personalidad se expresa en nuestra apariencia.

La belleza no forma parte de las dimensiones propias de la felicidad. ¿Son más felices los guapos? Y si no lo son, ¿por qué? La felicidad no se puede obtener a partir de la belleza, al igual que los ingresos. Si existen estudios que dicen que las personas guapas tienen menos tendencia a la depresión.

Puede que la belleza ayude o facilite conseguir un trabajo, pero no es igual de fácil a la hora de conseguir un ascenso o permanencia en el trabajo. La buena presencia abre puerta, es una buena carta de presentación. La belleza puede, en algunos casos, convertirse en un inconveniente, porque pueden esperar mucho más de ti. Los guapos siempre tienen que transmitir confianza.

La belleza puede presentarse en la figura de un buen orador, atribuyéndole automáticamente atribuciones que quizás no tenga, como puede ser la honestidad, inteligencia o eficiencia. Tenemos tendencia a atribuir a los guapos muchísimas más características positivas y de éxito que a la gente fea. A la gente guapa solemos relacionarla con el éxito, mientras que a la gente fea la vemos más cercana, con menor responsabilidad, mayor soledad o dificultad para obtener pareja.

Existen 3 sistemas que se pueden observar en el cerebro:

  1. Deseo carnal (Atracción sexual hacia alguien)
  2. Embelesamiento (Centrarse y quizás tener hijos)
  3. Apego (Vínculo para toda la vida)

Con objetivos biológicos distintos. Pudiéndose sentir los 3 a la vez, convirtiéndose en una fuente de infelicidad, para algunos.

La moda no es universal, aunque la belleza si lo sea (mediante una geometría abstracta y señales universales de salud). Nos gusta ver señales publicitarias orientadas a la fertilidad y mejora de la salud como:

  • Cabello seductor
  • Piel suave y sin imperfecciones
  • La forma de reloj de arena de las mujeres

Las mujeres tienen a tener mandíbulas más pequeñas y ojos más grandes, mientras que los hombres suelen tener la frente más ancha. Si reduces la cintura de una mujer resulta más atractiva. Algunos antropólogos dicen que solo llevamos ropa para ocultar las imperfecciones y resaltar las partes eróticas del cuerpo.

¿El cerebro tiene sexo? Si existen diferencias claras entre el cerebro masculino y el cerebro femenino. Una diferencia es que el cerebro femenino esta más predispuesto para la empatía, siendo los hombres más propensos a la sistematización. En una situación de estrés, el cerebro masculino tiende a escapar o luchar (no existiendo término medio), cuando en el cerebro femenino si existe la posibilidad de un término medio (cooperar, buscar colaboraciones…).

“Los rasgos bellos son accidentes de la evolución biológica”

Nancy Etcoff

Summary
La ciencia de la belleza
Article Name
La ciencia de la belleza
Description
Resumen Master Class de Eduard Punset y Nancy Etcoff con título "La ciencia de la belleza" en el programa Redes
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de marketing de contenidos. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como representante de la marca Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *