Inicio » Empresa » ¡Cuidado! Dependienta cabreada

¡Cuidado! Dependienta cabreada

Poker face: ¡Cuidado! Dependienta cabreada

Ya se acerca, se aproxima por la zona de la ropa interior, quedan pocos metros para que el momento agradable del día entre amigas finalice tras escuchar de muy mala gana, rostro inexpresivo y gesto agresivo las palabras: –¿Puedo ayudarle en algo?

El simple hecho de escuchar el tono de su voz amarga rompe el momento. Tratas de recuperar la atmósfera creada con tu amiga despachándola diciendo –solo estamos mirando–. Pero sigue ahí, a pocos metros vigila que no vayas a hacer nada extraño, no quieras dejarte llevar por el flamante tacón, el color rojo y la comodidad de la nueva temporada de calzado de fiesta.

La situación se vuelve cada vez más incómoda. Tu mirada, sin quererlo, se dirige al espacio que la dependienta cabreada hace como que reorganiza, cuando verdaderamente está vigilándote la espalda, como si fueras una diva de la música caminando por la calle.

Finalmente, acabas odiando los zapatos, tirándolos de mala gana a la estantería para que la dependienta cabreada se encargue de ponerlos como es debido. No es que tengas malos modales, ni seas una maleducada. Es la propina por haberte hecho sentir tan mal, incómoda, destruyendo un gran momento después de un día horrible.

En vez de atacar con su mirada y cara vinagre, podía haber ofrecido otras soluciones, participar en el juego, presentando otras opciones, modelos, faldas o blusas sin preguntar, a juego con los zapatos.

Según la lectura del rostro, las personas con nariz seca, muy estrecha (en ocasiones con pómulos muy anchos), suelen ser personas frías, distantes y poco empíricas en un primer momento hasta que toman cierta confianza. Este rasgo se potencia si la persona cuenta con labios estrechos, finos y ojos muy pequeños.

La falta de rapidez de contacto con los estímulos del exterior es una debilidad en un sector donde prima la rapidez, la espontaneidad y la empatía momentánea, donde se debe hacer sentir al cliente como tú mejor amig@ mientas dure el proceso de compra.

Si tienes un problema, te escucho

Summary
¡Cuidado! Dependienta cabreada
Article Name
¡Cuidado! Dependienta cabreada
Description
¿Puedo ayudarle en algo?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *