Inicio » Desarrollo personal » Ya no te quiero

Ya no te quiero

Poker face: Ya no te quiero

Atrás quedo los maravillosos momentos que vivimos juntos. Atrás quedo cuando me abrazabas cada noche. Atrás quedo cuando me levantabas cada mañana con un: “Te quiero“.

Cuanto han cambiado las cosas de ayer a hoy. Ayer solo tenías ojos para mi. Nada ni nadie importaba más que yo. Ahora soy tu segunda opción, el segundo plato que se pide cuando el resto de planes han fracasado.

¿Qué quieres que piense? ¿Quieres que te perdone y actúe como si nada hubiera sucedido? ¿Quieres que sonría después de ver como te has alejado de mi? Ya es tarde, es demasiado tarde para volver atrás. El pasado eres tú. El presente lo comienzo a vivir con otra persona. Alguien que me aprecia y me cuida. Alguien que se acuerda de mí a cada instante, me comprende, me mima, me cuida. Ya no me siento sola. Ahora se que puedo volver a confiar en alguien.

Ese fue el verdadero motivo de nuestra ruptura, la falta de confianza motivada por la distancia producida por tú nuevo trabajo. No quiero reprocharte nada con esta carta de despedida. Solo busco sincerarme, sacar fuera de mi todo lo que guardo dentro y sufrido estas semanas atrás con tú distanciamiento, tú ausencia, tú vacío, tú silencio.

No quiero seguir viviendo en soledad. Soledad es un bonito nombre, no un estado agradable. Soledad es tranquilidad momentánea, no aislamiento perpetuo.

Seguramente, tras leer esta carta, recordarás una conversación que mantuvimos hace algún tiempo donde te comentaba la frecuencia con la que cambio de pareja. Mis relaciones siempre han sido cortas, nunca duraron más de 3 meses. Contigo casi rompo esa barrera, pero como tónica general, al final has sido uno más de tantos.

Busco consejo, ayuda, apoyo o aclaración para que alguien me explique que me sucede. Me han hablado de un confesor llamado Mario Conde que atiende en Sevilla. Comentan, quienes lo han probado, que después de sincerarse, sienten una gran paz interior, como si se hubieran quitado un peso de encima. Tengo cita con él dentro de unos días. Espero que eso me alivie y me ayude a entender que me sucede.

Mientras, he contactado con el dr. Face, comentándole mi caso. Según la lectura del rostro, las personas con una nariz muy corta, de poca altura, poco proyectada hacia fuera, unido a boca y ojos muy grandes (en comparación con nuestro marco), son propensas a vivir las relaciones de manera muy intensa, en cortos periodos de tiempo, cansándose con gran rapidez.

Si tienes un problema, te escucho

Summary
Ya no te quiero
Article Name
Ya no te quiero
Description
No quiero seguir viviendo en soledad
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *