Inicio » Empresa » Por qué perdí mi oportunidad

Por qué perdí mi oportunidad

Poker face: Por qué perdí mi oportunidad

Que imbecil he sido. He perdido la oportunidad de volver al mercado laboral por pensar demasiado. Esperando la oferta de empleo perfecta, he dejado pasar mi alivio a fin de mes. Ya me lo decían mis padres, el trabajo perfecto no existe. Solo existe el trabajo que se cobra a final de mes para pagar las facturas.

Por qué habré hecho caso al técnico de selección de la otra empresa. Por qué no me he dejado guiar por mis instintos. Todo se ha ido a la mierda por no saber negociar el pago del kilometraje diario al puesto de trabajo.

La duda y el exceso de reflexión me han llevado al fracaso. Me llamaron el viernes, pidiéndome una respuesta para el lunes, como muy tarde. No supieron de mi hasta el jueves, momento en el que me comunicaron la sentencia de muerte: El puesto ya no estaba disponible.

Una persona que presenta una frente con inclinación de 90º, vista de perfil, es un rasgo denominado retracción frontal en la lectura del rostro. Se caracteriza por ser un rasgo de persona muy reflexiva, pensando antes de actuar. A mayor proyección / inclinación hacia fuera, mayor reflexión, pudiendo llegar, en casos extremos al bloqueo mental.

Si tienes un problema, te escucho

Summary
Por qué perdi mi oportunidad
Article Name
Por qué perdi mi oportunidad
Description
¿Puede el exceso de reflexión llevar al fracaso?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *