Inicio » Desarrollo personal » No me obliges a correr

No me obliges a correr

Poker face: No me obligues a correr

Ya vuelve la ansiedad después de varios días de descanso. Ya comienzan a exigir las cosas para ayer, hacerme correr de un lado a otro sin apenas tiempo para sentarme.

Yo soy una persona sedentaria, hábil en el manejo del ordenador y todo lo que puede hacerse sentado. Si quieren a alguien para ir de un sitio a otro que llamen a la nueva becaria. Seguro que con sus hermosas piernas le hacen más caso que a mí, prestándole más atención.

Mi compañero presume de levantarse a las cinco de la madrugada para hacer deporte y mantener la tableta de chocolate. Se alimenta a base de pollo, arroz y ensalada, quedando prohibido cualquier alimento no cocinado en la plancha. Dice que es por su salud, que le ayuda a ser más productivo en el trabajo, facilitándole el coqueteo con las mujeres.

Pues vaya mierda de vida la suya. Yo me levanto a las siete, como lo que quiero, gano más dinero y mi pareja me hace muy feliz desde hace más de cinco años. Él tiene el deber moral de ir cada noche a un pub para demostrarse a sí mismo que no es un gilipollas porque no hay mujer que lo aguante.

No me gusta juzgar, pero tampoco quiero que hagan conmigo lo que no hago a los demás. Mi amigo, el aficionado a la lectura del rostro, dice que las personas con rostros átonos y grandotes, entrados en carnes flácidas, somos personas más pasivas, de movimientos lentos. Preferimos las rutinas y estandarizaciones. Me desenvuelvo como pez en el agua cuando estoy trabajando delante de mi escritorio. Sólo me pongo nervioso cuando me obligan a ir de un sitio a otro.

Si tienes un problema, te escucho

Summary
No me obliges a correr
Article Name
No me obliges a correr
Description
No quiero que hagan conmigo lo que no hago con los demás
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *