Inicio » Actualidad » ¡¡La culpa es del vibrador!!

¡¡La culpa es del vibrador!!

Poker face: La culpa es del vibrador

El decimotercer mensaje de WhatsApp, en menos de un minuto, te obliga a preguntar con quien habla y ríe tanto tú pareja. -No es nada, una tontería del Grupo-. La respuesta tranquiliza, a pesar de alargarse la conversación más de una hora.

Al día siguiente se repite la misma acción. Por la mañana, por la tarde y por la noche. Últimamente vive pegad@ al móvil, convirtiéndose en una extensión de su cuerpo. Duerme, caga y se baña con él. La conversación eterna parece no tener fin.

Comienzas a preguntarte quiénes son y sobre qué se habla en ese famoso Grupo. -Tonterías-, vuelve a responder tú pareja, -cosas que no comprendes.

Poco a poco, vas dando vida a una mosca cojonera, un rum rum que aumenta, quizás sin razón. Ligera obsesión si tus sienes están hundidas, presentas un perfil muy tónico o musculatura facial excesivamente firme.

No quieres invadir su intimidad, pero te sientes celos@ del maldito aparato electrónico. Cada vez que suena el vibrador alimenta y crece la obsesión. Sales a la calle a cenar y el vibrador convierte la velada romántica en un ménage à trois. Vas a ver una película y el vibrador actúa de banda sonora ilegal. Durante el partido de futbol de tú hijo, el vibrador se convierte en el jugador número 12.

La tensión en la pareja provoca peleas absurdas por culpa de la comida, el mando de la tv o qué planes hacer para el fin de semana. La culpa es del vibrador.

Cansado de ocultarte, no compartiendo tanta información interesante y divertida, un día, después de una mala jornada de trabajo, comenzáis a discutir por la sal para terminar lanzando un ultimátum: -Si no me enseñas las conversaciones del WhatsApp, te dejo.

La otra parte, herida por la falta de confianza, desbloquea el móvil sin dudarlo, pulsa en el icono del WhatsApp, abriendo la conversación del Grupo. Arriba, en letras grandes se lee: Familia García.

Si tienes un problema, te escucho

Summary
¡¡La culpa es del vibrador!!
Article Name
¡¡La culpa es del vibrador!!
Description
El vibrador, ¿salva o destruye las relaciones de pareja?
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de marketing de contenidos. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como representante de la marca Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *