Inicio » Neurociencia » ¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?

¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?

Resumen Master Class: ¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?

Resumen Master Class de Pere Estupinyá con título “¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?” en el canal de YouTube de Cadenaser.

Swingers: Separar amor y sexo

Swingers son parejas que van más haya de lo que sería una pareja abierta (aceptar relaciones con terceras personas no estando juntos). Los swingers van juntos a locales de intercambios de pareja y disfrutan viendo como su pareja se enrolla con otros o como ellos también intercambian con otras parejas.

Genéticamente venimos a ser promiscuos, al igual que el resto de animales. La fidelidad es un concepto muy cultural. No hay que confundir pareja abierta con infidelidad, engaño. Ambas partes son conscientes que la otra parte puede tener relaciones sexuales con un tercero.

Existen personas que son genéticamente más propensas a ser infieles. Hay un gen asociado al metabolismo de la dopamina y la vasopresina que son hormonas relacionadas con la motivación. Es un gen que predispone a lo que se conoce como Novelty Seeking, búsqueda de novedades constantes. Es un gen asociado a personas más inquietas (cambian más de trabajo, residencia, pareja…).

La testosterona es la hormona del deseo, la excitación física. Tiene ciclos durante el día, siendo muy versátil. Está relacionada con la agresión, aumentando la testosterona con los celos, como si se preparase el cuerpo hacia la agresividad, al mismo tiempo que aumenta el deseo sexual.

La oxitocina y la vasopresina son las hormonas que entran en juego en las relaciones abiertas. La oxitocina es la hormona del amor, la sensación de bienestar después del orgasmo, te hace estar agusto con tú pareja.

Cuando eres promiscuo, la sensación de tensión sube el cortisol (hormona del estrés), provocando, si se sube demasiado, un gatillazo. Por ello, cuando muchos hombres van a ser infieles, no pueden. Cuando la mujer está ovulando, es más tendente al coito que al sexo oral.

La dopamina es la hormona del placer. Cualquier actividad que sea placentera y repitas muy a menudo, genera una cierta adicción comportamental (ejemplo: hacer excesivo deporte).

Los celos son algo natural, las especies son genéticamente egoístas. Suele ocurrir que uno quiere ser promiscu@, pero que su pareja no lo sea. El poliamor son las relaciones sentimentales y amorosas que se mantienen con más de una persona donde todos los implicados conocen que tienes más novi@s con los que tienes más implicación, sexo y amor. Existen casos muy extremos donde la persona se puede llegar a enamorar de sus celos.

Evitar conflictos es insuficiente, de hecho, es mejor afrontarlos con peleas o sexo que esconderlos en un estado de mediocre tranquilidad. Si no hay emoción, el amor romántico se acaba, quedando solo el de compañía.

La terapia de parejas es más un arte que una ciencia

Summary
¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?
Article Name
¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?
Description
Resumen Master Class de Pere Estupinyá con título "¿Qué pasa en el cerebro de los sadomasoquistas?" en el canal de YouTube de Cadenaser
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *