Inicio » Actualidad » Tengo cara de guarra

Tengo cara de guarra

Poker face: Tengo cara de guarra

Existe cierto paralelismo entre el éxito publicitario y el mundo del porno. El objetivo, en ambos casos, consiste en estimular el aspecto más primitivo del ser humano. Uno a través de la sexualidad, otro, a través del deseo.

Un rostro con un modelado plano – ligeramente curvo, poco tonificado (sin flacidez), zona media desarrollada (mejillas y pómulos carnosos), ojos grandes, boca grande y carnosa, son parte de los atributos que incitan a conocer más sobre una campaña publicitaria o visualizar una película porno.

Este perfil genera muchísima tensión sexual, aunque no se manifieste públicamente. El rostro inocente oculta pasión, fuego e intensidad sexual deseosa de ser saciada.

Dependiendo de otros factores y rasgos faciales, el impulso sexual estará dirigido y ligado al pensamiento (idealizando el acto sexual, ejemplo: hacer el amor) o ligado a los instintos (solo busca saciar una necesidad momentánea).

La sexualidad es el recurso publicitario más exitoso, ya sea a modo de prohibición o animando a su disfrute, siendo su sonrisa el arma más peligrosa y adictiva. Tanto, que puede hacer perder todo lo que te has labrado con esfuerzo y sudor. Su capacidad para anular la razón solo puede ser contrarrestado por una fuerte resistencia constante.

Si tienes un problema, te escucho

Summary
Tengo cara de guarra
Article Name
Tengo cara de guarra
Description
Paralelismo entre el éxito publicitario y el mundo del porno
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *