Inicio » Actualidad » Sueño erótico

Sueño erótico

Poker face: Sueño erótico

En una sociedad donde todavía existen muchos tabúes sobre determinados temas puramente biológicos, la única vía de escape para cumplir con los deseos más primitivos son el sueño y la imaginación. Soñar juegos sexuales es una practica más habitual y natural de lo que se expresamos en público.

Si el sueño sexual no es correspondido, pueden presentarse consecuencias negativas como aumento de la impulsividad, la agresividad o el estrés. El juego sexual es uno de los mejores remedios caseros ante cualquier problema cotidiano.

Soñar y no vivir, es lo mismo que querer y no tener. Realidad y ficción no es lo mismo. Idealizar o prohibir en exceso cualquier práctica sexual puede producir el efecto contrario, provocando un torrente incontrolable de rebeldía. Todos conocemos alguna persona que pasó de la abstinencia absoluta al efecto contrario con la persona menos esperada.

Existen personas que han logrado sublimar el impulso sexual, llevar el juego sexual a una parte más espiritual y mental, inhibiendo los instintos. Sueño que puede provocar rupturas de pareja cuando no se corresponde a la hora de entrar a matar, produciendo frustración y pérdida del apetito sexual, originando la búsqueda, fuera de la pareja, de lo que no se tiene.

Queramos o no, somos más primitivos e instintivos de lo que pensamos. Si no puedo hablar, ni mantener una conversación interesante, buscaré fuera de mi pareja quien cubra esta necesidad. Si es muy vulgar o excesivamente refinada, buscaré fuera de mi pareja quien cubra esta necesidad. Continuamente buscamos complementos que nos completen como seres humanos sin percatarnos. Nada sucede por azar.

El estudio del rostro permite conocerse, el mayor reto que tiene la propia persona consigo misma. Si no sabes quien eres, ni porque actúas de determinada manera, luego no pongas excusas por aceptar una invitación permitida para la mente y prohibida para el cuerpo. Tú rostro te delata. Al igual que sucede con la comunicación no verbal, no te guíes por las palabras cuando se quiere jugar a juegos prohibidos.

¿Tienes un problema? Te escucho

Summary
Sueño erótico
Article Name
Sueño erótico
Description
No aceptes una invitación permitida para la mente y prohibida para el cuerpo
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

1 Comment

  1. Katherinne Salas dice:

    Gracias por compartir estos temas con todas las personas interesadas en hablar de codas mas abiertamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *