Inicio » Destacados » Capítulo 1.- Micrófono Abierto: El vocalista

Capítulo 1.- Micrófono Abierto: El vocalista

Micrófono Abierto: El vocalista

El último sorbo de whisky maltés anunciaba una nueva noche fallida. Ya no esperaba nada, después de dos años recorriendo Europa en busca de una voz única y personal, solo deseada algo medio decente para finiquitar el encargo con la discográfica.

Antes de narrar mi historia es humilde presentarse. Soy Fidel Apriori, aunque suelen llamarme Fid. Si tuviera que definirme, primero destacaría lo que no soy, un escritor. La historia que narraré, si nada me sucede por el camino, es la historia de un grupo que tuvo la maltrecha suerte de gozar del orgasmo placentero de tocar encima de un escenario. No divagaré en detalles, ni en vulgares sentimentalismos. Ni sé lo que es, ni pretendo intentarlo. Para aquellos que aún no me conozcan, bastará con señalar ciertos rasgos físicos para hacerse una idea de lo feo que puedo llegar a ser. Dos líneas: tipo grande y corpulento, calvo, con una gran papada; ojos pequeños, mesiánicos y caídos; fiel a la única herencia que recuerda el amor maternal que nunca tuve: un pendiente en la oreja derecha con forma de cruz. Salen tres líneas, es lo que tiene escribir a ordenador.

Como les decía, la historia tiene su origen en un pub, cuyo nombre no recuerdo, cerca de la Plaza del Sol. Un muchacho, con gesto tímido e inseguro, subió a regañadientes al escenario por la insistencia de uno de los camareros. Su inicio no fue muy esperanzador, tiró el micrófono al abrir la funda de su guitarra. La risa colectiva casi le hace salir huyendo si no llega a ser por los brazos del mismo camarero que le obligó a subir.

Visualicé la escena con una copa y un Montecristo en la mano, aunque lo último dijeran que estaba prohibido. Estrujaba el puro contra el cenicero al mismo tiempo que el flacucho daba la entrada a la canción. La tristeza de una voz apagada, parecida al cantar de una sirena clamando por retornar a la mortalidad de su vida, me encandiló. Me acerqué al escenario sin perder una sílaba del amado hacia la novia que se fugó un día de casa. ¿Quién era Susan? ¿Existía una mujer capaz de producir tanto amor y dolor en un hombre?

Cuando terminó de cantar fui consciente del diamante musical que se presentó ante mis narices. Nunca he aplaudido a nadie. Sin embargo, di un aplauso seco mientras mantenía otro puro sin encender en la boca.

Pedí al camarero que lo trajera a la mesa. El muchacho abrazaba con fuerza su guitarra, era su manera de descargar la tensión que le producía estar frente a un desconocido que le había dicho: ­–Te voy a hacer de oro. –Parecía tonto. No me gusta hablar e Ignacio consiguió llevarme al límite. Solo cuando le pregunté si la chica era de carne y hueso, o una invención de su cabeza, empezó a abrir la boca.

Susan era su primer amor, vivía por y para ella. El sueño terminó cuando un desconocido se les acercó para cumplir el sueño de la chica: hacerla famosa de la noche a la mañana. A Ignacio no le gustó el aire chulesco de aquel hombre con pinta de mafioso. Intentó quitarle los pájaros de la cabeza, pero consiguió el efecto contrario. Discutieron y ella desapareció con el maromo.

No me interesaba el desamor del chaval. El curro es el curro y debía fingir interés. Varias veces traté de cortarle para hablar de negocios. No hubo forma, Ignacio tenía un único objetivo: encontrar a Susan.

No me quedó más remedio que lanzar un órdago para dejar medio atado al muchacho con voz de sirena: Encontrar a su novia a cambio de grabar tres discos. Ignacio me abrazó con tal fuerza que estuve a punto de partirle la cara.

Capítulo 2.- Micrófono Abierto: Agencia Palmer

(Próximamente…)

Summary
Capítulo 1.- Micrófono Abierto: El vocalista
Article Name
Capítulo 1.- Micrófono Abierto: El vocalista
Description
La lucha de tres hombres por conquistar a una mujer convierte la creación de un grupo de música en el negocio más rentable y exitoso de la industria discográfica
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de marketing de contenidos. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de puntos de venta en Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

1 Comment

  1. Dolores Alonso Becerril dice:

    Me gusta la Web, aunque a estas horas la he visto de forma rápida. Ya lo haré más detenidamente. Y leer el libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *