Inicio » Historia » Los 7 pecados capitales: La gula

Los 7 pecados capitales: La gula

Resumen Master Class: Los 7 pecados capitales, la gula

Resumen Master Class realizada por Canal Historia con título: “Los 7 pecados capitales: La gula“.

La gula es el más paradójico de todos los pecados capitales. La gula se consideró un pecado porque comer demasiado impedía rezar. La gula es una obsesión distorsionada porque una persona convierte la comida en un objeto de placer (desde ese momento vivirá para comer, no comer para vivir).

La gula fue el pecado que utilizó el demonio para atraer a Jesús al infierno en el desierto. Según la Biblia, la gula es un pecado porque desvía del camino recto. La gula es un verdadero deseo de morir. El Papa Gregorio Magno estableció que había modos de caer en el pecado de la gula: 1. Comer demasiado; 2. Comer fuera de hora; 3. Preparar la comida de un modo particular o detalladamente; 4. El apetito; 5. El hambre.

Para Dante, dentro de Divina Comedia, los glotones están en el tercer círculo confinados en una ciénaga pútrida donde soportaban una lluvia helada y se revuelcan en un fango. El cancerbero es un perro de 3 cabezas que custodia a los pecadores que huyan como animales enjaulados. El tiempo es desagradable y simboliza el deterioro que pecaron de gula.

La gula es el pecado más fácil de cometer y de superar. Se dice que la gula es el inicio a otros pecados mayores: la ira, la lujuria y la pereza que llevan a la mentira y el robo.

La gula se combate con la templanza, práctica de la moderación y abstinencia. La falta de alimentos lleva a la anorexia, llegando a producir alucinaciones. En la Edad Media se entendía que era una anorexia mística para estar más cerca de Dios.

El judaísmo no lo reconoce como pecado porque hay que dar gracias por la comida recibida. El judaísmo solo acepta la gula como pecado cuando se llega a cierto límite, esclavizado a su deseo y olvida lo que es verdaderamente importante. Comer puede acarrear diversos problemas.

El Islam también advierte de los pecados de la gula. Pueden comer y beber pero sin excesos, no sobrepasar los límites. Cualquier exceso es un vicio. Ejemplo: Durante el Ramadán no se puede comer ni beber desde la salida hasta la puesta del sol durante un mes para aprender disciplina y autocontrol. El ayuno es el método que enseña el Islam para no ser glotón.

En el Renacimiento la disciplina y autocontrol dejo paso a un cambio de tendencia porque la comida representaba un status social elevado. Siempre vivía y se comportaban según su status. Un aristócrata no podía comer, beber ni vestir como un campesino.

La gula puede desembocar enfermedades como la gota, indigestiones y enfermedades cardiacas. En el año 1545, Comaro en Italia escribió el primer manual de dietética y salud perfecta, pero la gente que lo leyó en su época lo interpreto en términos religiosos y no en términos médicos.

En el siglo XIX, la gula se convirtió en un problema para la sociedad estadounidense. Para muchos, el alcoholismo era un de los peores vicios de este pecado. Muchas personas se unieron en grupos para poner remplaza y control en el consumo del alcohol con el Movimiento de la Templanza. El movimiento de la Templanza es el origen de la Ley Seca. El consumo se declaró entre 1920-1933. Al final la Ley Seca fracaso.

El señor de la Gula es Belcebú, el señor de la moscas. Con cuerpo de insectos, tentaba a los hombres para convertirlos en glotones.

Hay personas que consideran la gula una necesidad evolutiva. Por ejemplo, en culturas que pasan ciclos y largos periodos de de escasos alimentos conocido como el gen ahorrador.

Debido a la evolución, mucha gente presenta una forma anormal del gen ahorrativo. Este gen inhibe la producción de electina, una hormona de vital importancia. La electina mide la cantidad de grasa almacenada e impide al organismo a tomar más alimentos cuando las reservas están bajas y a comer menos cuando están altas. La electina actúa como un inhibido del apetito. Si nos falta esa hormona aparecerá el pecado de la gula. La falta de voluntad no es la causa del pecado de la gula.

El siglo XX introdujo un cambio en la interpretación de este pecado. Las autoridades sanitarias empezaron a ver este vicio como un problema de conducta. La psicoterapia lo ve desde otra perspectiva y habla de técnicas de autocontrol. ¿Cómo puede una persona controlarse con la comida y la bebida? Enseñándole a cambiar su actitud y a valorar la salud y la forma física. Muchas personas consideran la gula como un gran fracaso.

Si queremos entender la gula o los excesos alimenticios, debemos entender que se debe a un problema biológico. Estamos preparados para sentirnos atraídos por los alimentos con grandes cantidades en calorías y disfrutar de ellos porque ellos garantizan que obtengamos las calorías suficientes para poder vivir. Gula no es lo mismo que obesidad.

https://www.youtube.com/watch?v=fXhg1e5PU8c

Summary
Los 7 pecados capitales: La gula
Article Name
Los 7 pecados capitales: La gula
Description
Resumen Master Class realizada por Canal Historia con título: “Los 7 pecados capitales: La gula“
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *