Inicio » Historia » Los 7 pecados capitales: La avaricia

Los 7 pecados capitales: La avaricia

Resumen Master Class: Los 7 pecados capitales, la avaricia

Resumen Master Class realizada por Canal Historia con título: “Los 7 pecados capitales: La avaricia“.

La avaricia es el pecado que pone precio a todo. La avaricia es el deseo excesivo o insaciable de riqueza o posesiones. Este pecado tiene muchos nombres: codicia, avidez o rapacidad que induce a actividades prohibidas: acaparamiento, engaño, corrupción y robo. El problema surge cuando nuestras posesiones nos controlan, no nosotros a nuestras posesiones.

Cuando Buda alcanzó el nirvana, estableció las 4 nobles verdades que son la esencia de su enseñanza. La segunda dice que el sufrimiento proviene de querer poseer bienes terrenales. En el Tao se denuncia explícitamente la avaricia por ser la fuente de todos los males del hombre. La leyenda del rey Midas era un fiel reflejo de la avaricia. A pesar de su riqueza, quería serlo mas y que todo lo que tocara se convirtiera en oro. Cuando los dioses le concedieron su deseo, Midas convirtió por error su comida e hija en oro. Sólo entonces se dio cuenta de su error.

Aristóteles decía que para llevar una vida plena había que llevar un equilibrio entre el exceso y la carencia. Promulgó el concepto que llamo liberalidad: la virtud de dar a cada uno tanto como merece. La maldición de la avaricia es que mientras más se tiene más se quiere. La muerte de Jesús fue fruto de la avaricia de Judas.

La avaricia nos aleja de nuestros semejantes. Es especialmente peligroso porque genera gran confusión frente al futuro. Las posesiones es una manera de protegerse frente a la incertidumbre. Existe demasiado peligro en acumular demasiada energía o poder.

Roma, hacia el año 500 d. C. se veía abolida a la destrucción por sus deudas fruto de una avaricia insaciable, dirigiendo a Europa a una época oscura. En el Islam se dice que hay que luchar contra la avaricia para conseguir la pureza espiritual.

En la Divina Comedia de Dante, los avariciosos están en el cuarto círculo, dando tumbos cargados con enormes pesos como el oro que ansiaron conseguir en vida. Acumulaban dinero para despilfarrar. En el octavo círculo se encuentran los clérigos que han cometido el delito de la avaricia vendiendo indulgencias. Las indulgencias eran títulos del perdón del Papa. Los clérigos estaban enterrados poca abajo con los pies fuera ardiendo.

El demonio de la avaricia era Mammon, una palabra aramea que significaba riqueza. Su significado cambio en la Edad Media. Era el enemigo de la caridad y destructor de la paz.

La avaricia evolucionó con el capitalismo en el año 1776 con el libro “La riqueza de las naciones” de Adam Smith. En el libro, el egoísmo individual, su afán de posesión, incluso la avaricia, podían llegar a ser positivos. Adam Smith habla sobre los beneficios que tiene actuar por sus propios intereses. Establecía que si millones de personas egoístas, que sólo pensaban en ellas mismas, se dedicaran a comprar, revitalizarían el mercado y una mano invisible haría que todo funcionara a la perfección.

¿Qué sucede en el cerebro humano cuando su vuelve avaricioso? Se produce una sustancia llamada dopamina, un neurotransmisor que nos hace sentir bien.

La cuestión no es ser ambicioso, sino hasta donde llega la avaricia y si podemos dominarla. Desear algo es la chispa que enciende la aparición de la avaricia.

https://www.youtube.com/watch?v=lQAwjn1FXVs

Summary
Los 7 pecados capitales: La avaricia
Article Name
Los 7 pecados capitales: La avaricia
Description
Resumen Master Class realizada por Canal Historia con título: “Los 7 pecados capitales: La avaricia"
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *