Inicio » Historia » Los 7 pecados capitales: La envidia

Los 7 pecados capitales: La envidia

Resumen Master Class: Los 7 pecados capitales, la envidia

Resumen Master Class realizada por Canal Historia con título: “Los 7 pecados capitales: La envidia“.

Es uno de los pecados más nocivos. Es desear algún bien, virtud o cualidad que otro posee. El problema surge cuando quieres ese bien solo para ti o cuando deseas que el otro no lo tenga. La envidia consiste en desprestigiar a otros porque tienen algo que tu no tienes. Es como una obsesión, algo que te quema por dentro y te hace sentir mal.

Aún, hoy en día, la envidia es el único pecado capital que nadie se atreve a reconocer porque refleja una deficiencia humana que nos preocupa. A veces es confundida por los celos (reflejar el miedo a perder un ser querido). Cuando la envidia invade a una persona, la destruye por dentro consumiendo pensamientos y conducta.

Adan y Eva fueron las primeras criaturas invadidas por la envidia fruto de la envidia inicial de Satán tras ser expulsado del cielo. Otros especialistas lo fijan en la disputa entre Cain y Abel por su manera de alabar a Dios. Fue la envidia la que motivó el primer asesinato del Génesis.

La envidia está muy presente en una sociedad donde los bienes y el status se utiliza para valorar a las personas. El Papa Gregorio dijo: “De la envidia nace el odio y la alegría por el mal ajeno“. Este Papa fue el que introdujo la envidia como un pecado capital.

En el purgatorio de Dante, los envidiosos vagan con los ojos cosidos con alambre de hierro. La envidia es un pecado que empieza por los ojos, pudiendo llegar a producir placer. Todas las civilizaciones han luchado contra la envidia, ¿Hay alguien que haya sucumbido ante ella?

En algunas culturas, la envidia es considerada como una emoción necesaria para obtener el éxito. Hacia el año 500 a.C., los griegos no consideraban la envidia como un pecado mortal sino como un hecho político para: evitar que una persona tuviera un poder político excesivo y castigar a quien había mostrado un mal comportamiento. El rencor contra una persona podía materializarse escribiendo el nombre de una persona en un trozo de cerámica.

Los budistas tienen un concepto diferente del occidental. Según sus creencias, este pecado engloba también la codicia y los celos. Ambos son obstáculos hacia la iluminación y el nirvana.

La envidia surge porque creemos que somos incompetentes e incapaces y nos comparamos con los demás.

Existen otras ideologías, como el judaísmo, que consideran que ciertas envidias pueden llegar a una mejora espiritual. La envidia solo es pecado cuando queremos arrebatarle algo a los demás. La envidia también puede ser reconocida por aquella persona que te hecha un mal de ojo. En todo el mundo, la envidia se ha relacionado con la magia negra. Ejemplo: Blancanieves y los 7 enanitos (La envidia es el eje central de la trama. Cuando alguien es bueno, atrae la envidia y odio de otro).

El demonio de la envidia es Leviatán, monstruo marino enorme de gran fiereza que solo puede ser controlado por Dios.

En ocasiones, los que algunos llaman envidia puede considerarse justicia. Existe cierta conexión entre envidia, justicia y resentimiento, estando las 3 separadas con una linea muy fina.

Se puede tomar como ejemplo la Revolución Francesa, un pueblo empobrecido y sin comida que se sublevó frente a las personas ricas que lo tenían todo. Sin embargo, la Revolución Francesa acabó convirtiéndose en el Régimen del Terror. Al igual que sucedió en el año 1917 contra el Zar ruso.

La envidia siempre ha existido en cada Régimen político. El socialismo busca el reparto igualitario entre toda la sociedad para que exista el mismo nivel. Sin embargo, se genera al mismo tiempo un problema con aquellos que tengan más talento porque no podrán desarrollar sus habilidades sin que otros sientan envidia. El éxito de las personas no se vería como algo favorable y eso perjudicaría al resto de la sociedad.

Aunque algunos creen que la envidia es algo natural, otros creen que parten de la condición humana. Al principio del siglo XX, Freud pudo haber descubierto un nuevo tipo de envidia y estableció que la envidia estaba provocada por impulsos sociales y sexuales.

La neurología aplicada está investigando que envidia se encuentra en el cerebro, estando en una región del cerebro que se encarga de las recompensas.

Las sociedades prosperas fomentan la competitividad entre las personas porque esa es la base para generar riqueza y ,por tanto, fomentar la envidia. Para fomentar la envidia, la publicidad es un medio muy efectivo (siendo los anuncios más exitosos aquellos que la venden directamente). La gente no solo quiere tener éxito, también quiere ser envidiado.

El principal inconveniente de la envidia es que es insaciable, teniendo graves consecuencias sociales. Ejemplo: presumir es una forma de agresión.

https://www.youtube.com/watch?v=NBxf90boxiI

Summary
Los 7 pecados capitales: La envidia
Article Name
Los 7 pecados capitales: La envidia
Description
Resumen Master Class realizada por Canal Historia con título: “Los 7 pecados capitales: La envidia"
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de estrategia. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente.

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *