Inicio » Teoría del Café » Mi libro personal » Capítulo 3.- Mi libro personal: Pilares de la educación

Capítulo 3.- Mi libro personal: Pilares de la educación

Mi libro personal: Pilares de la educación

Leí un artículo muy interesante, en la versión online del periódico expansión, con título La fórmula magistral del trabajo que viene y una master class de Julián Carrión en el congreso de Escuela Creativa con título Las nuevas competencias del Liderazgo creativo, obteniendo las siguientes reflexiones:

3.1. Desaprender para re-aprender

Hemos invertido mucho tiempo, esfuerzo y dinero en universidades, master, MBA y escuelas de negocios sin conseguir el objetivo marcado: OBTENER UN PUESTO DE TRABAJO.

Una titulación no es sinónimo de garantía y seguridad laboral sino se complementa con un conjunto de habilidades básicas. Si quieres encontrar y mantener un puesto de trabajo, las primeras preguntas que debes saber contestar son:

¿Quién eres? ¿Qué sabes hacer?

  • Si me contestas con una titulación, eres prescindible. No te contrato.
  • Si me contestas con un puesto de trabajo, eres prescindible. No te contrato.
  • Si me contestas con el nombre de una empresa, eres prescindible. No te contrato.

Un consejo, empieza con: Soy especialista en _______________

No importa carecer de experiencia previa, la misma puede no ser útil para resolver problemas a partir de hoy. Como sucede en la vida real, especialmente en el mundo empresarial, 1 + 1 no tiene porque ser igual a 2.

El alumno presenta cada día un perfil más bajo y desinteresado (motivado por un exceso de oferta formativa gratuita y desfasada) y no apto (en ocasiones puntuales) para superar una carrera universitaria. El modelo universitario tiene como principal objetivo cubrir los costes de las estructuras institucionales prehistóricas, junto a una legión de profesores, los cuales, solo una parte, trabaja en el sector privado, además de contar con escasa experiencia práctica real.

¿Quién pagará la cuenta? Las empresas, por no implicarse y exigir más a las instituciones académicas. El alumno, por su desgana y falta de deseo por aprender. La sociedad, por ser cada día más pasiva e indiferente, moviéndose única y exclusivamente cuando afecta al bolsillo.

3.2. Duración y horario

Los planes formativos se diseñan de manera genérica para todo el mundo, pero: ¿Somos todos iguales? La respuesta es clara: NO. Cada persona cuenta con habilidades, debilidades, inquietudes, necesidades y capacidades para aprender diferentes.

Los estudiantes se aburren porque pierden la motivación inicial que les llevó a estudiar una especialización por culpa de largas sesiones teóricas inacabables. La desmotivación se agrava cuando al finalizar la formación se cae la venda, se abren los ojos y comienza a asimilar la gran mentira: no existe trabajo porque solo se ha dedicado a memorizar enormes libros de texto infumables sin resolver problemas reales para empresas y personas reales”. ¿El responsable? El propio alumno por no preocuparse en buscar y conocer las verdaderas necesidades del mercado laboral. La Institución, por mentir al alumno, no cumplir las expectativas generadas.

Me gustaría presentar varias cuestiones para iniciar un debate:

  • Si un alumno es aventajado en un área, ¿por qué no permitirle acabar antes la formación?
  • Eliminar el diseño de la formación tomando como base el factor tiempo (horas), para sustituirlo por conocimientos y habilidades adquiridas.
  • ¿Puede ser el ABURRIMIENTO el verdadero motivo del FRACASO ESCOLAR generado por largas jornadas de clase donde el alumno no aprende NADA realmente práctico para su día a día?

El mercado laboral juzga por la capacidad de resolver y gestionar problemas, nunca por el tiempo que has tardado en aprender a resolverlos.

3.3. Temario

Continuamente se escuchan quejas sobre la juventud estudiantil, pero me gustaría que desarrollaran un reality show para ver a padres volviendo a la escuela a estudiar de memoria la lista de los reyes visigodos y el pretérito pluscuamperfecto del indicativo en una era digital sin posibilidad de usar el WhatsApp durante todo el día. No quiero decir que lo aprendido en las escuelas sea inútil, solo que no es práctico y adaptado a las verdaderas necesidades actuales.

Los nuevos modelos educativos tienen que tener la capacidad suficiente para adaptarse a los continuos cambios del mercado, introduciendo conocimientos prácticos de:

  • Derecho: Civil y mercantil, especialmente. Pregunta cómo se hace un contrato, te garantizo sorpresas.
  • Economía: Pregunta cómo se hace una factura, te garantizo sorpresas.
  • Oratoria: Saber hablar, expresarse y exponer de manera clara, atractiva y concisa. Sustituir la palabra examen por prueba de superación mediante exposiciones orales.
  • Creatividad: Fomentar la búsqueda de soluciones a un problema con los medios disponibles aplicando varias disciplinas al mismo tiempo.
  • Nuevas tecnologías: Manejar y utilizar de manera natural herramientas y modelos de negocio digitales.
  • Proyectos: Aprender a coordinar personas y recursos para conseguir un objetivo común.

Acompañado por breves seminarios de:

  • Historia: Para no repetir errores del pasado, antes debemos saber quiénes somos y de dónde venimos.

3.4. Habilidades básicas

Muchas empresas ya no estudian el C.V., la experiencia previa del profesional. Los procesos de selección comienzan a focalizarse en el análisis de actitudes, aptitudes, carácter, habilidades directivas, capacidad para resolver y gestionar problemas, motivo por el que muchos candidatos asisten a conferencias o se crean una cuenta de Linkedin porque les resulta más fácil el primer contacto con un directivo. Los perfiles tipo se entremezclan, obligan al profesional a estar preparado para ofrecer diferentes tipos de respuesta en función de cada ocasión.

Las habilidades básicas que más se han de entrenar fuera y dentro de la empresa para poder sobrevivir son:

  • Optimismo frente al fracaso.
  • Oratoria.
  • Técnicas de ventas.
  • Capacidad de adaptación.
  • Capacidad de iniciativa.
  • Capacidad de resolución de conflictos.
  • Capacidad de motivar.
  • Capacidad de gestionar emociones y pensamientos.

Las empresas aportan el conocimiento y el trabajo, la persona la actitud, circunstancia que abre un debate: ¿Por qué seguir pagando a la universidad?

3.4. Docencia

Reconozco no haber sido un alumno ejemplar en la facultad de Derecho, apenas asistía a clase, ME ABURRÍA ESTAR TODO EL DÍA COPIANDO APUNTES que fácilmente se podían dejar en copistería. Si tengo muy buenos recuerdos de 3 profesores: Teresa, Guillermo y Salvador.

Cada vez que me presentan a un profesor, trato de hacerle la misma pregunta cuando tengo confianza: ¿Os hacen algún test psicológico para saber si estáis capacitados para enseñar? No es broma, no se hace. Exigen más para sacarse el carnet de conducir que para ser profesor.

El futuro de una sociedad se mide por la calidad y capacidad de sus profesores para motivar y transmitir conocimiento. Hay que proteger la figura del profesor frente amenazas externas (ejemplo: sobreprotección y amenazas de padres de alumnos), se les debe exigir un continuo reciclaje profesional en técnicas de: oratoria, tecnología, orientación a resultados y motivación.

Se debería evitar escuchar de boca de un profesor la expresión: La empresa es el problema. ¿Quién genera la riqueza de un país? Un funcionario no genera riqueza, la riqueza de un país es generada por las empresas.

3.6. Nuevas tecnologías

Hasta hace relativamente poco tiempo estudiar una carrera en Harvard solo era posible de una manera, viviendo en Cambridge. Hoy, puedes estudiar una carrera desde un pueblo perdido de la sierra con un portátil y una conexión a internet.

Antes, el acceso a determinados profesionales e información especializada estaba muy limitada. Hoy, es fácil y rápido. Sin desplazarse, te puedes comunicar con un americano, un ruso, un chino y un alemán en una misma mañana y a la misma vez sin moverte de la mesa. Las nuevas tecnologías han acercado la información a golpe de click.

Capítulo 4.- Mi libro personal: ¿Me conviene este curso?

Summary
Capítulo 3.- Mi libro personal: Pilares de la educación
Article Name
Capítulo 3.- Mi libro personal: Pilares de la educación
Description
Quiero un puesto de trabajo
Author

Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *