Inicio » Teoría del Café » Mi libro personal » Capítulo 5.- Mi libro personal: Nombrar al Consejo Personal

Capítulo 5.- Mi libro personal: Nombrar al Consejo Personal

Mi libro personal: Nombrar al Consejo Personal

Nombrar un consejo, grupo de mentores, ayuda con su experiencia a mejorar cada día un poco más. En este aspecto, universidades y escuelas de negocios tienen una primera oportunidad para adaptar sus planes formativos:

  • Ayudar a los posibles candidatos a encontrar su verdadera especialidad (previa a la formación).
  • Ofrecer un amplio servicio de profesionales, con experiencia contrastada, donde los alumnos elegirán, con la ayuda de su mentor, qué profesionales se adaptan mejor a sus verdaderas necesidades.

Implementar este cambio en el diseño de planes formativos ofrece las siguientes ventajas:

  1. El alumno selecciona por profesores, no por asignaturas.
  2. Este sistema obliga al alumnado a estudiar la plantilla de profesionales que conforma una institución.
  3. Este sistema liga el sueldo del profesorado al éxito académico del alumnado.
  4. Si el alumnado no decide invertir tiempo y esfuerzo en un determinado profesor, ¿por qué tiene que hacerlo la Institución?
  5. Este sistema obliga al profesor a realizar un gran trabajo diario en su marca personal. El alumnado, además de la información aportada por el propio centro, buscará por su propia cuenta qué sabe hacer.
  6. Este sistema castiga el mal hábito educativo de la falta de tutorías de los profesores universitarios.

5.1. Consejo Personal

Si no cuento con medios, tiempo, ni recursos económicos, puedes constituir tú propio consejo personal sin ningún tipo de coste. “No estás solo”, hoy no existe este término, siempre hay alguien conectado a internet. Un consejo personal está formado por un total de 24 miembros divididos de la siguiente manera:

  • 4 Especialistas reconocidos a nivel local.
  • 8 Especialistas reconocidos a nivel nacional.
  • 12 Especialistas reconocidos a nivel internacional.

Es vital la visión local para entender mejor la visión global, del mismo modo que en una empresa los pequeños detalles justifican el devenir de la estrategia global.

5.1.1. Seleccionar miembros del Consejo Personal

Seleccionar un especialista para que forme parte de tu propio consejo personal puede ser una tarea rápida y breve o larga y frustrante si no tienes en cuenta varios conceptos previos a la hora de buscar y seleccionar.

5.1.1.1. Experiencia

No debes guiarte única y exclusivamente por el nombre de un profesional, sino por el trabajo publicado y disponible en Internet (blog, revistas especializadas, redes sociales, YouTube). De nada sirve nombrar como consejero a una persona que no publica nada sobre su trabajo. ¿Qué puede aportarte? Recuerda que esto es un trabajo personal, no vas a conseguir mejor nota por encontrar a un gurú en un sector que no publica nada.

5.1.1.2. Información actualizada

Además de la experiencia, es vital analizar el nivel de actualización de la información publicada. De nada sirve encontrar un especialista que no se recicle, no tiene porque ser un especialista que publique videos o artículos diariamente, sí que mantenga una publicación constante.

5.1.1.3. Idioma

Gracias a la revolución tecnológica, el idioma deja de ser una barrera a nivel formativo. Gracias a los múltiples servicios de traducción simultanea, puedes seleccionar cualquier profesional del mundo sin importar su lengua materna.

5.1.1.4. Costes

El acceso a la información publicada por los diferentes miembros del consejo personal debe ser gratis o prácticamente gratis. Un profesional que cuida su marca personal ofrece estudios e investigaciones a un precio razonable para poder llegar a un público más amplio.

No debes seleccionar, como miembro de tu consejo personal, profesionales que supongan grandes costos personales (ejemplo: traducir a tú lengua materna un libro de 500 páginas). Libros, conferencias, artículos de blog, pensamiento, entrevistas y asistencias a programas de tv, radio y prensa deben ser tu fuente de información, tu biblioteca personal.

5.1.1.5. Ideología, religión, política

Para aprender, hay que dejar fuera de la sala de estudio: ideologías, principios religiosos y opiniones políticas. Al igual que sucede con la medicina y el derecho, las emociones no son buenas consejeras durante la formación. Los estados de ánimo fluctúan, ofrecen resultados erróneos. En formación, nada es bueno o malo, justo o injusto. Se busca aprender, no opinar. Formado y constituido el consejo personal, se puede:

Capítulo 6.- Mi libro personal: Empezar a trabajar

Summary
Capítulo 5.- Mi libro personal: Nombrar al consejo personal
Article Name
Capítulo 5.- Mi libro personal: Nombrar al consejo personal
Description
Aprender no es cuestión de dinero
Author

Ramón Calatayud

Soy Ramón Calatayud, consultor del sector editorial y ejecutivo de cuentas en la revista Jot Down. Escribo novelas, reseñas literarias, reviso historias, diseño personajes, emito informes de lectura y redacto artículos para blog

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *