Inicio » Destacados » Capítulo 1.- Maquiavelo: ¿Diseñar una estrategia?

Capítulo 1.- Maquiavelo: ¿Diseñar una estrategia?

Maquiavelo: ¿Diseñar una Estrategia?

El termino Maquiavelo es sinónimo de Estrategia. Cada vez que escuchamos la palabra Maquiavelo, recordamos la expresión el fin justifica los medios. Los grandes medios de comunicación son los verdaderos gurú maquiavélicos, ¿ofrecen el contenido demandado o todo forma parte de un plan perfectamente diseñado cuyo único objetivo es despertar las emociones quedando el concepto de información en un segundo plano?

A lo largo de la historia siempre se ha buscado conseguir el poder mediante el control y dominio de la comunicación. Se han iniciado y terminado guerras, tensiones entre países por “imágenes auténticas“. Nicolás Maquiavelo no juzga en su libro El príncipe si las pautas recomendadas son buenas o malas, positivas o negativas, solo ofrece soluciones para que el lector saque sus propias conclusiones.

Maquiavelo es una obra alejada de toda emotividad para analizar fría y calculadamente cuantas decisiones tomamos conscientes e inconscientemente motivadas por factores externos. Aquella persona que se sienta inmune, solo tiene que sacar su teléfono móvil del bolsillo, abrir el armario o preguntarse por qué a pesar de estar pasando por un mal momento económico es capaz de prescindir de cualquier capricho menos de la cuota del gimnasio, la factura y supervivencia de su teléfono móvil.

Queramos o no, la Tercera Revolución Industrial, también conocida como el internet de las cosas, es un frío, calculador e inteligente Maquiavelo que no entiende de emociones, siendo, al mismo tiempo, un especialista en esta materia. Personas y empresas, profesionales y particulares, nadie se libra de algún Maquiavelo en su día a día. En un mundo cada día más acelerado y automatizado, donde la tecnología hace a la mente humana torpe y vaga, estamos cediendo la capacidad de decisión individual a multitud de Maquiavelos.

Si no es así, analiza tranquilamente las noticias de cualquier telediario. Las imágenes de violencia, crispación y odio son cada vez más explícitas para mantener despierta alguna emoción que sirva para retener la atención del televidente. Una manifestación surgida esporádicamente es publicada como si la imagen representará el sentir general de la nación. Hacer que 100 personas congregadas en una plaza representen la opinión unánime de 43.000.000 de ciudadanos o que la corrupción es un hecho que ha surgido hace 15 años, cuando lo cierto es que lleva impregnada en el ADN del ser humano desde antes de la época clásica griega. ¿Con IVA o sin IVA?

Piensa en algún amigo banquero obligado a vender seguros innecesarios a cambio de un puesto de trabajo. Qué opinará el trabajador de banca cuando escucha a su jefe decir en los medios de comunicación que están invirtiendo miles de millones de euros en digitalizar el banco para competir contra las grandes multinacionales tecnológicas, aumentar el beneficio y sobrevivir en un mercado cada día más agresivo. No piensa nada, funciona con el automático puesto porque Maquiavelo se ha encargado de ello, hacer que no piense que esa revolución tecnológica lleva consigo la reducción de oficinas y plantilla de trabajo de manera escalonada como consecuencia directa a muy corto plazo. ¿Indignarse? puedo relatar cientos de ejemplos, como el anterior, donde Maquiavelo es capaz de hacer que las personas funcionen en modo automático para que no suceda nada.

También se ha relacionado la palabra Maquiavelo con el deporte, las ventas y la gestión interna de una empresa. Cierto es que está muy presente en nuestra vida diaria. ¿No quieres que la corrupción sea un problema de seguridad nacional? Invade los medios de comunicación con noticias sobre ello durante una larga temporada para convertirlo en algo cotidiano. ¿Acaso no has dejado de prestar atención cuando aparece un caso nuevo? Maquiavelo ha hecho su trabajo. Mentalmente te preguntas ¿Quién será mañana? para generar esa sensación de normalidad en tú pensamiento.

La palabra clave corrupción es negativa, siendo aprovechada, muy hábilmente, por un grupo de personas para relacionarla con palabras clave como desahucio y desempleo. ¿Verdad o mentira? Depende del vendedor, la interpretación y el círculo social en el que habitualmente te mueves. La verdad siempre ha sido, es y será relativa.

Siempre se utiliza la palabra desahucio sin decir que motivos lo originan. Se dice el nombre, escondiendo el apellido. Si fue porque: una persona vivió muy por encima de sus posibilidades, una circunstancia inesperada que se llevo por delante la esperanza y ahorros o una acción alegal.

Actualmente, se utiliza la palabra desahucio de manera generalizada, a modo de etiqueta, para referirse a todos los casos. Maquiavelo busca relacionar la palabra clave Desahucio con el término alquiler social.

Nada se produce por azar. La repetición constante de palabras claves siempre persigue un objetivo. Qué malo es el banco cuando desahucia a una familia. ¿Piensas de igual modo cuando el impago del alquiler conlleva perder la inversión más popular realizada por una familia de clase media porque otra familia no puede pagar? ¿Debe sufrir la familia que ha trabajado duramente, ahorrando, privándose de multitud de caprichos, ser obligada a dejar vivir prácticamente GRATIS a otra familia? Pregúntaselo a Maquiavelo. Si lo ves en televisión, seguramente tu respuesta será SI. ¿Y si el piso es tuyo o de tú hermano? ¿Responderás igual cuando el banco cargue la cuota mensual de la hipoteca?

Desahucio y alquiler social son palabras claves relacionadas con dos términos que se están empezando a gritar por el bien general: alquiler forzoso y privatización pública. ¿Maquiavelo puede estar fomentando y animando el impago? ¿Quién gana utilizando estas palabras clave? ¿Acaso Europa no ha aprendido nada del régimen nazi, la Segunda Guerra Mundial y el antiguo bloque de la Unión Soviética? ¿Se puede obtener beneficio del altruismo y la caridad, manipular a la masa social para conseguir un objetivo oculto o aprender a diseñar un Maquiavelo encubierto en cortinas de humo?

Después de leer estas líneas puedes seguir impasible, funcionando en modo automático a la espera del puesto de trabajo que nunca llegará, el aumento salarial que nunca se producirá o seguir castigándote por la acción que no cometiste porque toda la culpa y responsabilidad reside en la corrupción.

Te invito a descubrir, a través de Maquiavelo, los primeros pasos para desmenuzar y diseñar estrategias imprevisibles.

Un buen truco de magia reside en aquello que no se ve

¿Listo para empezar el entrenamiento?

Capítulo 2.- Maquiavelo: Capacidad de observación

Summary
Capítulo 1.- Maquiavelo: ¿Diseñar una estrategia?
Article Name
Capítulo 1.- Maquiavelo: ¿Diseñar una estrategia?
Description
Primeros pasos para diseñar estrategias imprevisibles
Author

Ramón Calatayud

Me llamo Ramón Calatayud, soy consultor de RR.HH., estrategia y marketing. Disfruto escribiendo novelas, libros de empresa y contenido para blog. Trabajo como distribuidor de libros y revistas para la firma Jot Down. Bienvenido a mi MBA Personal: Marca Inteligente. Mi experiencia en estrategia y marketing digital me ha ayudado a entender el concepto de contenido. El libro puede dejar de ser el producto final para convertirse en la estrategia de marketing de contenidos para vender. Publicar un libro es una inversión, no un sueño. Si decides invertir tiempo en leerme, te estaré eternamente agradecido. Si ves que algo no te gusta, dímelo para seguir mejorando. Busco editorial para publicar en papel (libros ya disponibles: "Show must go on", "Secreto de Confesión", "Teoría del Café", "Maquiavelo", "Mi libro Personal" y "Partida de Ajedrez").

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *